Tres proyectiles de mortero detonaron en la capital siria de Damasco, uno de ellos cerca de la embajada de China, informó la agencia estatal de noticias de Siria.

Un reportero de The Associated Press en el lugar informó que la granada cayó a unos 100 metros (yardas) de la embajada, incendiando dos vehículos y dañando otros.

El lugar también está cerca del Centro Cultural Estadounidense, que ha estado cerrado dos años.

Las detonaciones del lunes ocurren después de que fueran lanzadas granadas a misiones de Irak y Rusia en Damasco.

El jueves, un proyectil de mortero cayó en el edificio del consulado iraquí, matando a una mujer e hiriendo a tres. Días antes, los rebeldes dispararon morteros que llegaron a terrenos de la embajada rusa, hiriendo a tres empleados.

Los gobiernos de China, Rusia e Irak son fuertes aliados del régimen del presidente sirio Bashar Assad.