China sigue dominando medallero y clavados

No satisfecha con su liderazgo en el medallero global y su dominio de los clavados en el mundial de natación, China reforzó el martes su posición en ambos apartados, al ganar su quinta medalla de oro en los saltos, de las seis pruebas disputadas hasta ahora, y copar nueve preseas en el total de competiciones: cinco de oro, dos de plata y dos de bronce.

Rusia la sigue en la clasificación con cinco preseas, y la novedad de la jornada fue Brasil, que sumó dos más en aguas abiertas femeniles e igualó los cuatro metales de Alemania.

La última medalla en caer del lado chino fue la correspondiente a los 3 metros sincronizados varoniles, en que la pareja asiática formada por Qin Kai y He Chong se coronó por delante de los rusos Evgeny Kuznetsov e Ilia Zakharov. El bronce fue para los mexicanos Rommel Pacheco y Jahir Ocampo, quienes añadieron otra presea a la conseguida por Alejandro Chávez en el salto de trampolín de un metro la jornada anterior.

La primera medalla de oro de la jornada para China se forjó en la mañana en el trampolín de un metro femenil, después que He Zi se impuso en sus seis saltos realizados. Pero el equipo asiático no pudo asegurar el segundo lugar del podio, pues su compañera Wang Han debió conformarse con el bronce, al ser superada por la italiana Tania Cagnotto, quien consiguió su segunda medalla de plata en el certamen.

La mexicana Dolores Hernández firmó una meritoria actuación, asegurando el cuarto lugar.

Las brasileñas Poliana Okimoto y Ana Cunha, primera y segunda respectivamente, ocuparon lo alto del podio en la prueba de 10 kilómetros en aguas abiertas, mientras que la alemana Angela Maurer se llevó el bronce. Okimoto añadió así un oro a la plata conseguida tres días antes en la prueba de los cinco kilómetros, que ganó la estadounidense Haley Anderson. Su compañera Cunha había finalizado tercera, con lo que acumula una plata y un bronce en la competición.

En natación sincronizada, Rusia volvió a exhibir su fortaleza en las pruebas preliminares del libre por parejas, con la omnipresente Svetlana Romashina como líder de la clasificación, junto a Svetlana Kolesnichenko. China fue segunda y España, tercera, de cara a la final del jueves.

En la misma modalidad por equipos, solo el segundo y tercer puesto variaron, siendo respectivamente para España y Ucrania

En la competición de waterpolo femenil, la campeona olímpica, Estados Unidos, se puso en balance de 2-0 al imponerse por 10-8 a Canadá en el grupo C. Australia, medallista de bronce en Londres 2012, apabulló a China, 14-5, en el grupo B.

En la tarde saltó la sorpresa en el grupo A, al caer España, la subcampeona olímpica, 7-6 frente a Rusia, que lideró por más de un gol de diferencia la mayor parte del partido. Hungría, por su parte, venció 10-4 a Italia y Kazajistán se deshizo 9-5 de Brasil.