Toshiba prevé pérdidas tras un escándalo contable

La gigante empresa japonesa de energía y electrónica Toshiba Corp. reorganizó su directiva y prevé una pérdida neta en el año fiscal en curso mientras limpia problemas en su administración corporativa y contable.

La firma, que fabrica desde sistemas submarinos a semiconductores planea reducir su junta de directores de 16 miembros a 11, designando a una mayoría de directores externos para ayudar a mejorar la supervisión.

Los problemas en la compañía con 140 años de historia han subrayado la persistente debilidad en la administración corporativa japonesa. El gobierno presiona a las empresas para que fortalezcan su administración y tengan una mayor rendición de cuentas a accionistas, con resultados mixtos.

"En medio de la mayor crisis que enfrenta Toshiba en 140 años desde su fundación, necesitamos mejorar la administración corporativa, controles internos y nuestra cultura corporativa", dijo Masashi Muromachi, quien cederá su cargo de director para ser el presidente de la compañía, según lo citó el Servicio de Noticias Kyodo.

Las acciones de Toshiba repuntaron 6,2% el miércoles temprano después de que anunció la reorganización el martes por la tarde. El plan requiere la aprobación de los accionistas.

Una investigación de un panel externo reportó en julio que había encontrado numerosos informes irregulares de costos de proyectos y pérdidas en muchas divisiones, lo que originó un escándalo que motivó la renuncia del entonces presidente Hisao Tanaka y otros dos ejecutivos.

Muromachi había sido nombrado presidente interino tras la renuncia de Tanaka.

Toshiba dijo que, debido al escándalo, registrará una pérdida por devaluación de activos de 127.000 millones de yenes (1.000 millones de dólares) y de 48.000 millones de yenes (386 millones de dólares) en costos. La empresa no proporcionó un pronóstico específico de ganancia neta para el año fiscal que termina el 31 de marzo de 2016.

___

Elaine Kurtenbach se encuentra en Twitter en: www.twitter.com/ekurtenbach