Reabren al público sitio de la explosión en Bangkok

Un templo en el centro de Bangkok, donde el estallido de una bomba mató a 20 personas, fue reabierto al público el miércoles, mientras las autoridades buscan al hombre que fue visto en un borroso video de seguridad y que, aseguran, es el principal sospechoso del ataque que ha sido definido como el peor en la historia del país.

Un largo contingente de personas llegó al Templo Erawan, en uno de los cruces más ajetreados de la capital. Las personas se arrodillaron para orar, prendieron incienso y dejaron flores en el lugar del atentado.

La policía asegura que no tiene dudas de que el hombre que se ve en un video vestido con una camiseta amarilla y con una enorme mochila fue el responsable del ataque. Pero las autoridades no han dado indicios de que tengan una pista de su paradero.

"El tipo de la camiseta amarilla no solo es el sospechoso. Es el perpetrador", comentó el martes el portavoz de la policía, el teniente general Prawut Thavornsiri, a The Associated Press.

El primer ministro Prayuth Chan-ocha dijo que el ataque contra el templo en el que resultaron heridas más de 120 personas es "el peor incidente que ha sucedido en la historia de Tailandia" y prometió dar con los responsables.

"Ha habido explosiones menores, o puro ruido, pero esta vez atacaron vidas inocentes", dijo Prayuth. "Quieren destruir nuestra economía, nuestro turismo".

Bangkok se estremeció nuevamente el martes, cuando otra bomba de fabricación casera detonó en Sathorn Pier, un sitio con alta afluencia turística, aunque nadie resultó herido.

Prawut dio a conocer varias fotografías del hombre, con y sin la mochila, a través de las redes sociales. Las imágenes, aparentemente, fueron tomadas de un video de circuito cerrado en el templo, antes de que sucediera la explosión.