Un tribunal en Bahréin sentenció a 50 personas a penas en prisión que van de los cinco a los 15 años después de un masivo juicio por supuestamente tener vínculos con un grupo extremista relacionado con detonaciones de bombas y otros ataques en la nación del Golfo Pérsico, dijo un activista el lunes.

Las sentencias representan el más duro golpe que se ha propinado a supuestos partidarios de la facción 14 de Febrero, llamada así por el día de 2011 cuando la mayoría chiita del país comenzó un levantamiento para demandar mayores derechos políticos a los gobernantes sunitas.

Los veredictos podrían ocasionar más agitación en el estratégico reino, donde se encuentra la Quinta Flota de la Armada de Estados Unidos.

Al Wefaq, el principal partido de oposición chiita, dijo que "fue un día negro para la justicia. Las autoridades no hicieron comentarios inmediatos sobre la decisión del tribunal.

Mohamed al-Maskati, presidente de la Sociedad Juvenil de Bahréin para los Derechos Humanos, dijo que 20 sospechosos fueron condenados en ausencia. Las acusaciones incluían tratar de derrocar al sistema gobernante.

Miles de personas han sido detenidas en redadas de Bahréin.