Masivos incendios azotan el oeste de EEUU

Los incendios forestales en Estados Unidos están presionando los recursos contra siniestros en el país a tal grado que las autoridades han activado unidades militares y solicitado ayuda internacional para combatir las llamas que arden descontroladamente en el oeste.

La situación es tan apremiante que el Centro Nacional Interagencias contra Incendios en Boise, Idaho, convocó esta semana a 200 soldados en servicio activo para ayudar a contener unos 95 incendios forestales. Es la primera vez desde el 2006 que la agencia ha movilizado a soldados para esas actividades.

"Nacionalmente, el sistema está utilizado al máximo", dijo Rob Allen, vicecomandante para los incendios en el área de Chelan, junto a la cordillera Cascade. "Todo está siendo usado en estos momentos, así que la competencia para obtener recursos es intensa".

Los soldados provienen de la 17ma Brigada de Artillería en la Base Conjunta Lewis-McChord, cerca de Tacoma, y serán enviados a combatir un siniestro al norte de Republic, un pueblo en el centro del estado de Washington unos 48 kilómetros (30 millas) al sur de la frontera con Canadá.

Las autoridades en el centro pueden enlistar a soldados en servicio activo cuando no hay suficientes equipos civiles de bomberos, gracias a un acuerdo de 1975 entre los departamentos de Defensa, Interior y Agricultura.

La ayuda puede ser crucial en años particularmente activos como este, cuando los equipos del centro están combatiendo centenares de incendios en muchos estados. Apenas en las últimas dos semanas, más de 3.880 kilómetros cuadrados (1.500 millas cuadradas) han ardido en el país, dijo el portavoz del centro Ken Frederick.

"Es como se hubiesen apretado el acelerador de la temporada de incendios en un tiempo realmente breve, y eso ha empujado al máximo nuestro recursos", dijo Frederick. "Y eso nos obliga a depender de ayuda de recursos que no usamos normalmente".

Los incendios en la región Pacífico Noroccidental reciben máxima prioridad a la hora de distribuir recursos.

Más de 1.000 personas están combatiendo voraces incendios cerca de Chelan que han devorado más de 440 kilómetros cuadrados (170 millas cuadradas) y destruido 75 inmuebles.

Un siniestro causado por relámpagos en el Bosque Nacional de Malheur, en Oregon, ha crecido a 163 kilómetros cuadrados (63 millas cuadradas) y destruido al menos 26 casas. Otros 500 inmuebles estaban amenazados por las llamas cerca de la comunidad de John Day, también en Oregon.

En las Rocallosas norteñas, han estallado tantos incendios este mes que las autoridades están dejando que algunos ardan porque personal y equipo están en otras partes.

Para el martes, al menos 95 incendios ardían en Montana y Idaho, 30 de ellos considerados grandes.

___

Geranios reportó desde Spokane, Washington. Los periodistas de la Associated Press Matt Volz en Helena, Montana, y Rebecca Boone en Boise, Idaho, contribuyeron.