Comienza mundial de tango con más de 700 parejas

Kishiko y Germán se deslizan por la pista entre barridas y enrosques. Son una de las más de 700 parejas que aspiran a estar entre los mejores bailarines del ritmo del dos por cuatro en la mayor cita de tango que comenzó esta semana en Buenos Aires.

Aunque Kishiko Nishiguchi es japonesa, no teme a sus rivales argentinas porque, como le dijo a The Associated Press, el tango es sentimiento y la clave está en saber expresarlo. Su novio y pareja de baile, Germán Scarafia, que es oriundo de la provincia de Buenos Aires, le enseña cómo lograrlo en las milongas a las que acuden juntos en la capital argentina. Ambos participaron en la ronda clasificatoria de la categoría pista (o salón), con la cual el martes se abrió el Mundial de Baile de Tango que reúne a bailarines de países tan lejanos a la cultura rioplatense como Japón, Rusia y Emiratos Árabes Unidos.

El miércoles se iniciaba la fase de clasificación de la categoría escenario. Las dos congregan a 704 parejas.

La categoría pista se basa en las milongas, con un estilo más clásico de baile. Las parejas que salen a competir en distintas tandas no pueden separarse mientras dure la música y deben trasladarse constantemente en el sentido contrario de las agujas del reloj. Están permitidas las barridas, sacadas al piso y enrosques. Los competidores no pueden levantar las piernas más allá de la línea de las rodillas.

"A los japoneses nos gusta tanto el tango porque nuestra cultura es muy diferente ya que no está permitido expresar los sentimientos en sociedad. De este baile me gusta la pasión, la atmósfera que genera y la conexión con el otro", explicó en inglés la bailarina japonesa de 31 años, ataviada con un elegante vestido rosa pálido que le dejaba la espalda al descubierto.

En tanto, los colombianos Johny Carbajal, de 24 años, y Mayra Guarín, de 25, dijeron ser conscientes del gran nivel de los rioplatenses que compiten, aunque recordaron que parejas de Colombia ganaron el segundo y tercer puesto de la categoría pista el año pasado. En ese país caribeño donde Carlos Gardel, el mejor cantante de tango de la historia, murió en 1935 en un accidente de avión, este género rioplatense cosecha muchos seguidores.

Las parejas que intentan consagrarse finalistas de pista desconocen qué tema van a bailar antes de someterse al escrutinio del jurado.

"Las reglas son claras y pocas: mantenerse abrazado y mostrar tu esencia. Todos bailamos de forma distinta así sea que todos sepamos los mismos pasos, y eso le da personalidad al tango", afirmó Carbajal.

La final del tango pista se realizará el 26 de agosto en el estadio cubierto de Luna Park y en la misma se escucharán temas de Gardel. La de la categoría escenario tendrá lugar un día después con la actuación del cantante argentino Raúl Lavié junto al sexteto del bandoneonista Horacio Romo.

En esa segunda categoría cada pareja baila un tema que haya elegido con una duración no mayor a cuatro minutos. Los participantes pueden elegir movimientos de otras danzas pero la coreografía debe incluir figuras clásicas del tango como los ochos, los giros, las caminatas largas, los voleos, los ganchos y el "abrazo milonguero".

La competencia se celebra en el marco de Tango Buenos Aires Festival y Mundial, organizado anualmente por el Ministerio de Cultura de Buenos Aires.

Esta nueva edición, que termina el 27 de agosto, es un encuentro generacional e interdisciplinario en el que participan cientos de reconocidos cantantes y bailarines. El evento convoca a los artistas emergentes, los referentes históricos y una multitud de amantes del género y aficionados al baile.

___

Almudena Calatrava está en Twitter como https://twitter.com/almucalatrava

___

En Internet:

http://festivales.buenosaires.gob.ar/