Uruguay: crece huelga de profesores en reclamo de más sueldo

El conflicto que enfrenta al gobierno del presidente Tabaré Vázquez con los sindicatos de la enseñanza se agudizó el martes con la decisión de los profesores de secundaria de Montevideo de realizar una huelga por tiempo indeterminado y la ocupación de una decena de centros de estudio.

Los docentes de secundaria reclaman un aumento de salario del 42% y que el presupuesto para la enseñanza pública alcance el 6% del Producto Bruto Interno.

"Ese aumento de recursos debe ser dirigido a la construcción de nuevos liceos que eliminen la superpoblación, a la contratación de los funcionarios necesarios para apoyar la tarea educativa, a salarios dignos que disminuyan el desgaste físico y psíquico de los docentes", dijo un comunicado del sindicato de docentes de secundaria de la capital.

Hoy también realizan un paro de 24 horas los profesores del norte del país. El miércoles la huelga será en el sur y el jueves en todo el país, lo mismo que ocurrió el lunes.

El gobierno aún no emitido una respuesta a la escalada sindical.

"Reclamamos un salario nominal (bruto) mínimo de 30.000 pesos para los docentes (unos 1.040 dólares). Hoy hay docentes que ganan 21.000 pesos de salario nominal (unos 730 dólares)", dijo el lunes José Olivera, secretario general de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria.

Siete liceos en Montevideo y dos del interior permanecían ocupados el martes por los profesores, según los datos divulgados por los sindicatos. Y los gremios de estudiantes universitarios ocuparon las facultades estatales de ingeniería y odontología.

La serie de paros coincide con la discusión en el parlamento del presupuesto quinquenal del que dependen en gran medida los ajustes de salarios de los docentes y otros funcionarios públicos.

El ministro de Economía, Danilo Astori, que fue vicepresidente durante el gobierno del anterior presidente José Mujica, dijo en un consejo de ministros realizado en marzo que para elaborar el presupuesto el gobierno "se manejará con especial cautela" porque "no podemos ignorar el contexto internacional complicado en que se encuentra Uruguay".

Desde que asumió el presidente Tabaré Vázquez el 1 de marzo la economía ha dado señales de desaceleración, tensando la relación entre el gobierno y los sindicatos. El porcentaje de desempleados ha venido experimentando pequeñas subas en los últimos meses y alcanzó 7,4% en junio, la última cifra oficial disponible.