Miles de agentes húngaros contendrán flujo de migrantes

Hungría enviará a varios miles de agentes policiales a la frontera con Serbia en el sur del país en un nuevo esfuerzo por contener el flujo creciente de migrantes, dijo el gobierno el martes.

Hungría está "bajo un ataque organizado" de traficantes de humanos que no sólo transportan a migrantes, sino que también los instruyen sobre cómo abusar del sistema de refugiados de la Unión Europea, dijo Janos Lazar, jefe de gabinete del primer ministro Viktor Orban.

Lazar dijo que las unidades policiales de "caza fronteras" estarían organizadas para enfrentarse a "los migrantes cada vez más agresivos que llegan con mayores exigencias cada vez".

Aproximadamente 130.000 migrantes han llegado a Hungría en este año, alrededor de tres veces más que durante el 2014. La mayoría solicita asilo, pero rápidamente se van a países más ricos de la UE como Alemania o Suecia.

Lazar dijo que enmiendas planeadas para el código penal pronto harían ilegal el cruce de frontera sin autorización y cortar la cerca de 4 metros (13 pies) de altura que se construye en la frontera de 174 kilómetros (109 millas) con Serbia podría ser sancionado con varios años de prisión. Una sesión parlamentaria extraordinaria para aprobar las enmiendas se llevará a cabo antes de que acabe agosto, agregó Lazar.

El funcionario reiteró que la primera fase de la cerca fronteriza temporal -varias capas de alambres con púas enrollados cerca del nivel del suelo - sería terminada hacia final del mes y dijo que la construcción de una segunda cerca más alta iría "adelante a toda máquina".

La policía ha detenido a un promedio de 1.500 migrantes diarios durante las últimas semanas, incluidos 2.087 el domingo, el número más elevado en lo que va del año.