Jurado apela orden mordaza en caso Michael Brown en Ferguson

Una integrante del jurado acusador que rechazó presentar cargos contra un policía blanco de Ferguson por la muerte a tiros del joven de raza negra Michael Brown apeló la desestimación de un juez federal a la demanda que presentó para poder hablar públicamente sobre los procedimientos del juicio.

La mujer identificada sólo como "miembro del jurado", quiere que la corte de apelaciones del Octavo circuito con sede en St. Louis anule la decisión en mayo del juez de distrito Rodney Sippel, quien le negó la solicitud de hablar sobre su experiencia en el jurado.

Sippel estuvo de acuerdo con los abogados del fiscal del condado de St. Louis, Robert McCulloch, al dictar que la exjurado debe ir a una corte estatal para obtener permiso para hablar públicamente sobre el caso. La demanda tendrá una audiencia el martes.

El vocero de McCulloch no ha respondido a un mensaje que se le dejó para conocer sus comentarios el lunes.

Las demandas afirman que McCulloch describió incorrectamente las conclusiones del jurado cuando anunció en noviembre pasado que el panel rechazó acusar al policía Darren Wilson por la muerte a tiros de Brown, de 18 años, ocurrida en agosto de 2014. El joven iba desarmado. El tiroteo y el hecho de que el jurado absolviera a Wilson desataron protestas que por momentos fueron violentas además de que el caso llevó al movimiento nacional "Black Lives Matter", contra el asesinato de gente de raza negra.

La demanda de la integrante del jurado, presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles de Missouri, alega que McCulloch implicó incorrectamente que los 12 integrantes del jurado creyeron que no había sustento para presentar ningún cargo. De acuerdo con la ley de Missouri, una acusación formal requiere el acuerdo de nueve de los 12 integrantes del panel, y los jurados juran mantener en secreto los procedimientos.

Desde entonces Wilson ha renunciado y también fue exonerado tras una investigación del Departamento de Justicia.

La integrante del jurado insiste que su experiencia en el panel, que se reunió 25 días a lo largo de tres meses y escuchó más de 70 horas de testimonio de cerca de 60 testigos, "podría ayudar a educar a la gente sobre cómo funcionan los jurados acusadores" y abogar para que cambie cómo se llevan los jurados acusadores en Missouri.

Una demanda que no ha sido resuelta a nombre de un reportero del diario The Guardian busca presionar al juez para que obligue a la oficina de McCulloch a hacer públicos los correos electrónicos que envió durante los meses que el jurado estaba convocado. Mientras tanto varios activistas pidieron a una corte de apelaciones de Missouri que anule el fallo del juez del condado de St. Louis del mes pasado que desestimó su demanda para pedir a un fiscal especial que revise la forma en la que McCulloch supervisó el proceso.