Siria: Jefe humanitario ONU, "horrorizado" por bajas civiles

El jefe humanitario de Naciones Unidas dijo el lunes que está "horrorizado" por los ataques contra civiles que se producen en Siria, y advirtió que el prolongado conflicto no sólo "afecta gravemente" a las vidas de millones de personas en el país, sino también a la estabilidad en toda la región.

"Los ataques contra civiles son ilegales, inaceptables y deben detenerse", afirmó Stephen O'Brien en Damasco al final de una visita de tres días a Siria, durante la que se reunió con altos cargos y visitó la provincia central de Homs.

Sus palabras llegan un día después de que al menos 96 personas murieran en ataques aéreos del gobierno en el barrio de Duma, en Damasco, en uno de los incidentes con más muertos desde que comenzó la crisis siria en marzo de 2011.

"Me consternan en particular las noticias sobre ataques aéreos ayer, que causaron decenas muertes civiles y cientos de heridos, en el mismo centro de Duma", dijo O'Brien. "Estoy horrorizado por la total falta de respeto por la vida civil en este conflicto", afirmó.

"Me dirijo a cada una de las partes en este prolongado conflicto para que protejan a los civiles y respeten las leyes humanitarias internacionales", dijo.

El responsable de ayuda humanitaria señaló que Naciones Unidas y otros socios han prestado asistencia a millones de sirios necesitados, cruzando las líneas del conflicto y fronteras internacionales. Sin embargo, señaló, "me preocupa en extremo el bienestar de los 4,6 millones de personas atrapadas en zonas asediadas y de difícil acceso".

Diferentes grupos han utilizado los cortes de agua como arma, en especial en Damasco y la ciudad norteña de Alepo, la más grande del país y principal centro comercial.

También el lunes, la televisión estatal siria informó de que fuerzas insurgentes habían bombardeado el barrio de Hamadaniyé, en Alepo, matando a 10 personas e hiriendo a 17 en ese vecindario controlado por el gobierno.

Más de 250.000 personas han muerto en el conflicto en Siria, y al menos un millón han resultado heridas.