Gran Bretaña recluta centenares de expertos a fin de formar una nueva fuerza cibernética diseñada para proteger la información vital del país --y realizar ciberataques en caso de ser necesario_, reveló el secretario de Defensa británico.

Philip Hammond dijo que la Unidad Cibernética de Reserva intentará aumentar la capacidad ofensiva y defensiva de Gran Bretaña en una era de crecientes amenazas del espionaje cibernético y el sabotaje cibernético.

En un comunicado difundido el domingo, Hammond dijo que la operación de reclutamiento, que comenzará en octubre, estará centrada en reservistas militares y los que estén a punto de abandonar las fuerzas armadas. Aceptará además expertos en computación sin experiencia militar.

En entrevista con el diario Mail el domingo, Hammond indicó que ya no es suficiente construir sólo capacidades defensivas cibernéticas.