Un grupo de agresores no identificados asesinó el domingo a tres mandos del ejército libio en la ciudad oriental de Bengasi, dijo un funcionario de seguridad del país.

Esos asesinatos son el más reciente atentado contra las fuerzas de seguridad en Bengasi, donde, al igual que en la mayor parte del país, el gobierno tiene el desafío de encarar diferentes grupos armados, muchos de ellos emanados de rebeldes que derrocaron al dictador Moamar Gadafi en 2011.

El coronel Abdullah al-Zayedi, vocero de operaciones conjuntas de seguridad en Bengasi, dijo que dos de los militares, uno de ellos un teniente coronel, fueron muertos por cargas explosivas conectadas a sus automóviles. Indicó que un tercero, un coronel, fue muerto a tiros por pistoleros no identificados.

Bengasi ha sufrido dos meses de asesinatos selectivos. Las víctimas incluyeron activistas políticos, jueces y miembros de las fuerzas de seguridad.