El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que acudirá a las Naciones Unidas a "decir la verdad ante tanta zalamería y la andanada de sonrisas", una referencia a las tentativas de acercamiento de Irán para con Occidente.

En la primera reacción del gobierno israelí a la llamada telefónica de la semana pasada entre el presidente Barack Obama y su homólogo iraní Hasán Ruhani, la primera llamada entre presidentes de ambas naciones en tres décadas.

Netanyahu viaja a Estados Unidos para reunirse con Obama y para hablar en la Asamblea General de la ONU. El mandatario israelí es escéptico sobre Ruhani. Israel cree que Irán sigue desarrollando un arsenal nuclear.

El comunicado del domingo llevaba declaraciones que Netanyahu hizo al abordar el avión rumbo a Nueva York la noche anterior.