Barcelona se la juega con Martino

En una arriesgada apuesta, Barcelona decidió encomendarle la conducción técnica de su equipo al argentino Gerardo Martino, un entrenador que jamás ha dirigido en Europa.

El "Tata" Martino reemplazará a Tito Vilanova, quien se desvinculó del club la semana pasada por razones médicas.

Martino ganó prestigio cuando, al frente de un equipo sin luminarias, llevó a la selección de Paraguay a los cuartos de final de la Copa Mundial de Sudáfrica en el 2010. Acaba de desvincularse de Newell's Old Boys de Argentina, al que sacó campeón en Argentina y con el que alcanzó las semifinales de la Copa Libertadores.

Martino es el cuarto argentino que dirige al Barsa. Anteriormente lo hicieron Helenio Herrera, en dos etapas, Roque Olsen y César Luis Menotti.

El estratega contará con el equipo que ya tiene Barcelona, pero llevará consigo a dos hombres de su confianza: el preparador físico Elvio Paolorroso y su ayudante de campo Jorge Pautasso.

Algunos medios indicaron que Barcelona se inclinaba por Luis Enrique, un ex jugador del club, pero que pesó mucho la opinión de Lionel Messi, quien habría hablado bellezas de su compatriota.

En Barcelona, Martino deberá dirigir un plantel que incluye a Messi y Neymar, dos jugadores que ofrecen un potencial ofensivo ilimitado, pero que ha tenido problemas en la defensa. Su aplicación táctica tal vez sea una de las razones por las que Barcelona se fijó en él, ya que sus equipos son siempre muy equilibrados y disciplinados.

Barcelona ganó la liga española la temporada pasada, con el mayor puntaje de su historia, 100 unidades, pero hacia el final de la campaña mostró lagunas y fue eliminado de la Liga de Campeones en las semifinales por Bayern Munich con un marcador global de 7-0.

Algunos dicen que la derrota ante Bayern marcó el fin de un ciclo histórico en el que Barcelona ganó cuatro veces la liga española y dos la Liga de Campeones en los últimos cinco años. El gran reto de Martino será devolverle al equipo la solidez defensiva y ganar más títulos.