Registran disparos durante una protesta en Ferguson

El aniversario de la muerte de Michael Brown en Ferguson, Missouri, comenzó con una marcha solemne en su honor y terminó con una fiera protesta interrumpida por un tiroteo.

Los disparos se oyeron en torno a las 11:15 de la noche el domingo cuando cientos de personas se habían reunido en la avenida West Florissant, una zona afectada por disturbios y saqueos el año pasado después de la muerte de Brown a manos de un policía de la ciudad. El sonido de los disparos hizo que los manifestantes corrieran para ponerse a salvo.

Un agente de policía que se vio como blanco de "intensos disparos" se vio implicado en el tiroteo, señaló en un comunicado por correo electrónico el portavoz de la policía del condado de St. Louis Shawn McGuire.

La policía no indicó en un principio si había heridos, pero unos minutos después de que se oyeran disparos, un fotógrafo de Associated Press vio a un hombre tumbado boca abajo y cubierto de sangre detrás un restaurante protegido con tablones. La gravedad de sus heridas no estaba clara de inmediato.

Más tarde, un periodista de AP vio a una mujer sobrecogida por el dolor. Varios amigos la consolaban. Ella exclamó: "¿Por qué lo hicieron?". Otra mujer que estaba cerca se desmayó.

"Mataron a mi hermano", dijo un hombre que estaba cerca.

Al menos dos vehículos no identificados como de policía fueron alcanzados por los disparos, señaló la policía en su cuenta de Twitter. Un portavoz no respondió de inmediato a las preguntas sobre la balacera. El comunicado de McGuire señalaba que el departamento "trabaja tan rápido como es posible para conseguir detalles del incidente".

A lo largo del día se celebraron varios actos para recordar el aniversario de una muerte que puso sobre la mesa la forma en la que la policía interactúa con las comunidades negras. El padre de Brown, Michael Brown Sr., lideró una marcha por la ciudad después de que un grupo de cientos de personas guardara unos minutos de silencio.

La multitud comenzó su silencio a las 12.02 p.m., la hora en la que murió Brown, y lo prolongó durante cuatro minutos y medio en memoria de las cuatro horas y media que estuvo en la calle el cuerpo del joven, de 18 años. Al final se liberaron dos palomas.

Después, el padre de Brown tomó de las manos a otras personas para liderar la marcha que comenzó en el lugar donde su hijo, que era negro y estaba desarmado, fue abatido por el policía de Ferguson Darren Wilson el 9 de agosto de 2014. Un jurado de instrucción y el Departamento de Justicia de Estados Unidos declinaron procesar a Wilson, que dimitió de su puesto en noviembre, pero el tiroteo desencadenó el movimiento nacional de "Black Lives Matter" ("Las vidas de los negros importan").

Michael Brown padre hizo un alto momentáneo durante la marcha en un lugar donde se instaló un monumento permanente dedicado a su hijo y afirmó: "Te extrañamos".

El padre agradeció a los presentes por no permitir que lo que sucedió a su hijo fuese olvidado.

Horas después, centenares de personas acudieron a la iglesia de la Gran Familia de St. Mark para una ceremonia en recuerdo de Brown; el padre del joven y otros parientes se sentaron atrás del púlpito.

El aniversario ha dado pie a varios días de protestas, que hasta el domingo habían sido pacíficas y sin arrestos.

Antes de que se produjeran los disparos, los manifestantes bloqueaban el tráfico y se plantaron ante la policía. Una persona lanzó una botella de vidrio a los agentes, pero falló.

Por primera vez en las tres noches seguidas de protestas, algunos agentes vestían material antimotines, incluyendo chalecos antibalas y cascos con escudo.

Los organizadores de algunas de las actividades programadas para el fin de semana anunciaron que el lunes será día de desobediencia civil aunque no facilitaron detalles específicos.

___

El periodista de The Associated Press, Jeff Roberson, contribuyó a este despacho.