Ortega no fue a ONU para no confrontar con vecinos

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega dijo que no asistió a la Asamblea General de las Naciones Unidas para evitar confrontar con Colombia y Costa Rica, naciones con las que mantiene diferendos territoriales.

Durante un encuentro con empresarios nicaragüenses la noche del viernes, el mandatario explicó que no tenía sentido ir a las Naciones Unidas debido a que se había creado un ambiente mediático que anunciaba una confrontación entre los gobernantes de los tres países y que era mejor evitarlo.

"El torero no mencionó a Nicaragua en su discurso", dijo Ortega en referencia al presidente colombiano Juan Manuel Santos, que al tomar la palabra ante la ONU no abordó las diferencias con Nicaragua derivadas del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya de noviembre.

"Íbamos a hacer el ridículo más bien. Yo iba a hacer el ridículo y creo que hicimos bien de no caer en el juego de la confrontación mediática", añadió.

"¿Qué hubiese sucedido si yo hubiese corrido a Naciones Unidas? La expectativa hubiera sido mayor, la especulación mayor, el amarillismo mayor", aseguró Ortega, quien nombró a su canciller, Samuel Santos, como jefe de la delegación nicaragüense en ese foro mundial.

Un día antes de que tomara la palabra en la ONU Santos le entregó una carta al secretario general Ban Ki-moon firmada por él, la presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla y el mandatario panameño Ricardo Martinelli, en la cual le hicieron saber su preocupación por las presuntas pretensiones expansionistas de Nicaragua.

Sin embargo, luego de un encuentro bilateral entre el canciller Santos y su par de Panamá Fernando Núñez en la sede de Naciones Unidas, se dio por superado el diferendo para que "en caso de que hubiera un traslape no se comprometa la jurisdicción panameña".

Ortega dijo que la delegación nicaragüense se reunirá la próxima semana con el secretario general de la ONU para explicar la posición de Nicaragua en relación con sus reivindicaciones territoriales en el Mar Caribe.

"La resolución que dicte la CIJ (Corte Internacional de Justicia), por muy favorable que sea para Nicaragua, no va a afectar a Panamá, a Costa Rica ni a Jamaica", afirmó.

Nicaragua demandó la semana pasada a Colombia ante la Corte de La Haya para que ese tribunal le conceda una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe, con base en los límites definidos en una sentencia del 19 de noviembre.

Al referirse a Costa Rica, Ortega dijo que Chinchilla ha estado "manipulando información" en la ONU y a nivel internacional relacionada con el dragado que se hace en el río San Juan.

"Las imágenes (que han presentado), son las imágenes de la carretera, los destrozos de la carretera que ellos están construyendo (a orillas del río San Juan)", aseguró Ortega en referencia a la acusación que hizo semanas atrás Costa Rica contra Nicaragua de estar abriendo un nuevo canal fluvial en la zona que mantienen en disputa ante La Haya, violando con ello las medidas cautelares emitidas por el alto tribunal.

"Quien ve esa noticia dice 'qué barbaridad lo que están haciendo los nicaragüenses, de verdad que están desbaratando Costa Rica''', añadió el gobernante.

Ortega reiteró que Nicaragua está dispuesta a dialogar con Costa Rica e invitó a Chinchilla a que se nombren delegados para asegurar el cumplimiento de las medidas cautelares que orientó la Corte para ambas partes.