Kerry busca tranquilizar a árabes por trato nuclear con Irán

El secretario norteamericano de Estados Unidos, John Kerry, sostiene conversaciones en Catar con funcionarios árabes cuyos países están recelosos por el acuerdo nuclear que potencias mundiales lograron con Irán.

Kerry llegó a la capital catarí el domingo después de visitar Egipto, en donde también habló a favor del acuerdo que se logró con Irán el mes pasado en Viena. Los países del Golfo Pérsico gobernados por suníes temen la creciente firmeza de Irán chií en la región. En el Cairo, Kerry reconoció el papel negativo de Irán, pero dijo que sería más fácil lidiar con él si Teherán no puede desarrollar armas nucleares.

"Irán está comprometido en la desestabilización de actividades en la región --y por ese motivo es tan importante asegurarse que el programa nuclear de Irán permanezca totalmente pacífico", dijo en una conferencia de prensa.

Las reuniones del lunes de Kerry con los ministros del Exterior del Consejo de Cooperación del Golfo en Doha, son una continuación de una reunión en mayo que el presidente Barack Obama ofreció para los líderes árabes en su residencia en Camp David en donde Estados Unidos prometió cooperar con seguridad mejorada y ventas expeditas de defensa para protección contra una posible amenaza iraquí.

Arabia Saudí es el miembro más grande e influyente del consejo, que también incluye a Bahréin, Kuwait, Omán, Catar y los Emiratos Árabes Unidos y, aunque con cautela, públicamente ha apoyado el acuerdo con Irán. La semana pasada, el Departamento de Estado autorizó la venta a Arabia Saudí de 5.400 millones de dólares en misiles Patriot y equipo relacionado, junto con 500 millones de dólares en municiones.

La visita de Kerry a Catar sigue a una de la semana pasada por el ministro del Exterior iraní, Mohammad Javad Zarif, que también se detuvo en Kuwait e Irak.

Además de Irán, Kerry y los ministros árabes analizarán la situación en Siria e Irak, que sigue devastada por el conflicto y la expansión del extremista grupo Estado Islámico, así como Yemen.

En Doha, Kerry se encontrará por separado con el ministro de exteriores ruso, Sergey Lavrov, para hablar de Siria, Irán y la actual crisis en Ucrania.