Iglesia Católica de El Salvador pide que cese la violencia

La Conferencia Episcopal de El Salvador pidió el domingo que cese la violencia en el país y llamó a las autoridades, a los políticos y a las fuerzas vivas del país a deponer las actitudes negativas y unir esfuerzos para promover la paz.

Casi por cinco días, las pandillas forzaron a los empresarios a paralizar gran parte del servicio del transporte público de pasajeros para presionar al gobierno a negociar una nueva tregua y que sus cabecillas pasen de una cárcel de máxima seguridad a una prisión común.

En su mensaje leído por el arzobispo capitalino, monseñor Luis Escobar Alas, los obispos de El Salvador se dirigen "a los que tristemente han optado por la violencia, les urgimos a deponer esa actitud y volver a Dios. Les advertimos que de todas nuestras acciones daremos cuenta ante el tribunal de Dios y que nadie escapará de la justicia divina".

También se dirigen a las autoridades del Estado, a los políticos de todos los partidos, y a las fuerzas viva de la sociedad y les piden que "actúen con responsabilidad, cumpliendo con sus deberes en favor de la sociedad, deponiendo actitudes negativas de ataque mutuo que generan más división en el pueblo".

Los obispos consideran que es momento de unir esfuerzos con respeto y espíritu de colaboración para promover la paz y el progreso del país y exhortaron a que todos pongan "su mejor esfuerzo de manera honesta, recordándoles que el fin no justifica los medios".

Escobar Alas censuró el paro del transporte forzado por las amenazas de las pandillas y elogió la respuesta de la población, que no dejó de trabajar.

"Con que esfuerzo, con que estoicismo, con que nobleza de espíritu han salido adelante para estar en sus trabajos, eso es muy importante, digno de tomarlo en cuenta, también aquellos motoristas (choferes) que han trabajado que han salido a las calles", agregó.

El prelado católico también destacó la urgencia de solucionar el problema: "es un deber, no es el momento para buscar ventajas de un grupo particular, no es noble aprovechar el dolor, el sufrimiento para ver como ahora sacamos un beneficio particular, no es noble, y no me refiero a grupo particular, me refiero a todos los grupos políticos".

Dijo que pareciera que la costumbre de todos los grupos políticos ha sido siempre buscar beneficios propios, "pero ya no es tiempo de eso, estamos en tiempos nuevos y máxime en una crisis nacional. Esta es una crisis que hemos vivido que debería ser la oportunidad para salir adelante", manifestó.