Gobierno de EEUU volverá a conceder becas a ciertos presos

Algunos presos federales y estatales podrían empezar a recibir ayuda del gobierno en forma de becas Pell para cursar estudios universitarios --aun estando tras las rejas-- a partir del año escolar 2016-2017.

Los secretarios de Educación, Arne Duncan, y de Justicia, Loretta Lynch anunciaron el programa piloto el viernes durante una visita al Instituto Penitenciario Maryland en Jessup, Maryland.

"Estados Unidos es un país de segundas oportunidades", dijo Duncan. "Dar a las personas que han cometido errores en su vida la oportunidad de encarrilarse y convertirse en miembros contribuyentes de la sociedad es parte fundamental de quiénes somos, y puede ahorrar costos a los contribuyentes".

El programa piloto Pell Segunda Oportunidad permitirá temporariamente otorgar becas federales universitarias a los presos por primera vez desde que el Congreso los excluyó de la ayuda en 1994. El Departamento de Educación dijo que el programa duraría entre tres y cinco años y beneficiaría a los presos en condiciones de salir en libertad, en lo posible en los siguientes cinco años.

Los republicanos se apresuraron a criticar el programa. Señalaron que gratifica a gente que violó la ley a expensas de los estadounidenses que trabajan, y que el gobierno no puede tomar la medida sin la aprobación del Congreso.

El legislador republicano Chris Collins presentó un proyecto de ley para impedir que los fondos Pell sean utilizados en el programa experimental y dijo que éste "colocaría el costo de una educación universitaria gratuita para criminales sobre las espaldas de los contribuyentes".

El senador republicano Lamar Alexander dijo que la idea puede ser válida para el caso de algunos presos, "pero el gobierno carece totalmente de la autoridad para hacerlo sin la aprobación del Congreso, porque la Ley de Educación Superior prohíbe el otorgamiento de becas Pell a los prisioneros".

Alexander, presidente de la comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones y secretario de Educación durante la presidencia de George H.W. Bush, dijo que el gobierno debe concentrarse en la capacitación laboral y los programas de reingreso a la sociedad.

Las becas Pell son subsidios sin devolución para gente de bajos ingresos.