Japón: 3 directivos de eléctrica acusados por crisis nuclear

Una comisión judicial resolvió que tres ex directivos de una empresa de electricidad deberán responder ante una corte criminal por su presunta negligencia en el desastre nuclear de Fukushima.

Un documento difundido el viernes revela que la comisión judicial resolvió presentar cargos contra Tsunehisa Katsumata, de 75 años, que era presidente de Tokyo Electric Power Co. al momento de la crisis, junto con los entonces vicepresidentes Sakae Muto, de 65 años, e Ichiro Takeguro, de 69.

La decisión del panel de 11 miembros anula dos decisiones previas de la procuraduría de Tokio, de desistir del caso. Es el primer caso penal contra directivos de TEPCO derivado del desastre nuclear que llegará a los tribunales. En septiembre de 2013 y en enero de este año los fiscales dijeron que no tenían pruebas para demostrar que los acusados podían prever el peligro de un tsunami.

En su decisión del 17 de julio, el comité alega que los tres hombres no tomaron medidas suficientes aunque eran plenamente conscientes del peligro de un gran tsunami en la planta de Fukushima al menos dos años antes del hecho. Dijo que se los debe acusar de negligencia profesional que redundó en muertes y lesiones durante el accidente, y sus secuelas, incluida la muerte de decenas de ancianos en un hospital durante y después de la prolongada evacuación.

La corte distrital de Tokio escogerá un equipo de abogados para actuar como fiscales y presentar formalmente los cargos ante el tribunal.

Tres reactores de la planta de Fukushima Dai-ichi se fusionaron tras el terremoto y tsunami de marzo de 2011. La filtración masiva de radiación obligó a evacuar a miles de personas.

Investigaciones realizadas por el gobierno y el Parlamento han concluido que el desastre se debió a la falta de una cultura de seguridad en la empresa y la ineficiencia de la gerencia de manejo de riesgos, así como la subestimación de las amenazas de tsunami.

La decisión del comité sustenta un recurso en representación de más de 5.700 personas de Fukushima y otras partes de Japón, que exhorta a los fiscales a investigar y juzgar a los directivos de la empresa para dar con los responsables del desastre. Dice que los directivos de la empresa incumplieron su obligación de prevenir un accidente grave.

El comité dijo el viernes que Fukushima Dai-ichi tenía fama de ser una de las plantas nucleares con "el menor margen de seguridad para un tsunami".

El actual presidente de la empresa, Naomi Hirose, se negó a hacer declaraciones por tratarse de un proceso abierto.