Procter & Gamble vuelve a reportar descenso en ventas

Las ventas de Procter & Gamble bajaron por sexto trimestre consecutivo debido a que la empresa de bienes de consumo se vio afectada por un menor volumen de ventas y desfavorables tasas de cambio.

El fabricante de productos como detergente Tide, pañales Pampers y papel higiénico Charmin compensó un descenso en su volumen de embarques con los aumentos de precios en su cuarto trimestre fiscal. Eso evitó que las ventas quedaran sin cambios después de eliminar el impacto del tipo de cambio, adquisiciones y venta de activos.

Para el año fiscal, los precios más altos también compensaron un descenso en el volumen de envíos, lo que elevó las ventas 1% una vez que se eliminaron factores como el tipo de cambio. La empresa informó también que su división de cuidado personal se vio afectada por "un continuo descenso en los consumidores que han tenido incidentes con el afeitado". El jefe de finanzas Jon Moeller dijo que la tendencia era principalmente una "dinámica de Estados Unidos".

Procter & Gamble, con sede en Cincinnati, ha tratado de mejorar sus resultados reduciendo gastos y encogiendo su portafolio de productos para enfocarse en las 10 categoría donde es más fuerte.

A principios de esta semana, P&G informó que el veterano de la empresa David Taylor asumirá el cargo de director general a partir del 1 de noviembre. Taylor, quien encabeza la división global de belleza, cuidado y salud, reemplazará a A.G. Lafley, quien regresó de su jubilación para ser CEO en 2013.

Para el trimestre que concluyó el 30 de junio, la empresa reportó ganancias de 521 millones de dólares o 18 centavos de dólar por acción.

Sus ingresos totales bajaron 9% a 17.790 millones, un poco menos que los 18.060 que esperaba Wall Street.

Las acciones de P&G bajaban casi 3% a 78,36 al inicio de las operaciones del jueves.