Dudas entre familiares ante posibles 1ros restos del MH370

Jacquita Gomes duda si creer que los restos del avión hallados más de 16 meses después de la misteriosa desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines es la primera prueba clara de que su marido se ha ido de verdad.

No creerlo podría permitirle mantener vivas las esperanzas de muchos de los parientes de que el avión y su marido, que era asistente de vuelo, aterrizaron ilesos en algún lugar como parte de un secuestro -- aunque el hallazgo de una pieza del ala de un Boeing 777 esta semana en una isla del océano Índico hace que esa posibilidad sea más remota que nunca.

"Una parte de mi quiere que sea verdad", dijo Gomes sobre los restos encontrados en la isla francesa de Reunión. "Así mi marido Patrick puede descansar. Ha pasado un año, quiero que este en paz".

Pero, sin embargo, agregó: "La otra parte de mí no quiere que sea cierto, para que haya esperanza de tener buenas noticias. Ha habido noticias de gente liberada tras estar secuestrada durante un año, por lo que siempre podemos tener esperanzas de buenas noticias si esto no es real".

Familiares de las 239 personas que iban a bordo del avión -- casi dos tercios de ellos procedentes de China -- han estado agonizando en el limbo desde la desaparición del vuelo el 8 de marzo de 2014, mientras cubría el trayecto entre Kuala Lumpur y Beijing. Durante meses no se encontró nada. Las autoridades malasias llegaron a concluir que el avión había caído en la parte sur del océano Índico, citando datos de satélite, pero muchos parientes se niegan a aceptar esta hipótesis sin pruebas concretas.

Ahora, expertos estadounidenses en aviación dicen que hay una "alto grado de certidumbre" sobre que esa parte del ala conocida como "flaperon" hallada en Reunión, en la parte occidental del Índico cerca de Madagascar, pertenece a un Boeing 777. El MH370 es el único avión de este tipo que se encuentra desaparecido.

Pese a esto, muchos familiares siguen siendo escépticos y dicen que esperaran a tener datos más definitivos.

"No he dormido en toda la noche -- realmente nerviosa por la noticia", dijo Elaine Chew en Kuala Lumpur. Su marido, David Tan Size Hiang, era también asistente de vuelo en el avión.

Un grupo formado por la mayoría de los familiares de los pasajeros chinos dijo en un comunicado que quieren que las autoridades estén 100% seguras de que esa pieza formaba parte del MH370 y, en caso de ser así, que no se enfríen los esfuerzos para encontrar el resto del fuselaje y conocer el paradero de los pasajeros y las razones de la desaparición.

Los restos de Reunión podrían descartar definitivamente que los pasajeros desaparecidos puedan seguir vivos, dijo Wang Zheng, un ingeniero de Nanjing, una ciudad en el sur de China, cuyos padres -- Wang Linshi y Xiong Deming -- iban a bordo de la aeronave como parte de un grupo de artistas chinos de visita en Malasia.

"Todas las esperanzas han desaparecido de verdad ahora", sostuvo Wang. "Me siento muy confundido y emocionado en este momento".

Sin embargo, para Wang la perspectiva de poner un final a la tragedia sigue estando lejos.

"Por ahora, seguiremos la investigación y veremos qué muestra", agregó.