Talibán afgano confirma muerte del mulá Omar, elige sucesor

El Talibán de Afganistán confirmó el jueves la muerte del mulá Mohammad Omar, quien dirigió el autodenominado emirato islámico del grupo en la década de 1990, albergó a Al Qaida durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y lideró una insurgencia de 14 años contra las tropas estadounidenses y de la OTAN.

El Consejo Supremo de los talibanes o "Shura" eligió en su lugar al mulá Akhtar Mansoor, quien fue la mano derecha del mulá Omar durante los últimos tres años, dijeron a The Associated Press dos figuras de los talibanes. Agregaron que el consejo de siete miembros se reunió en el ciudad paquistaní de Quetta.

Mansoor es considerado cercano a las autoridades paquistaníes, quienes fueron anfitrionas de conversaciones de paz a principios de mes, y su elección podría profundizar una división interna entre los combatientes que favorecen las negociaciones con Kabul y aquellos que quieren seguir una insurgencia que ha ganado impulso tras el fin de la misión internacional de combate el año pasado.

El proceso de paz cayó en la incertidumbre horas antes el jueves, luego que los talibanes afganos indicaron que se retiraban de las negociaciones y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán dijo que las conversaciones, que iban a ser organizadas por Islamabad, fueron pospuestas.

El Talibán dijo que la familia del mulá Omar había confirmado su deceso y que había muerto de una enfermedad no especificada. En un comunicado enviado por correo electrónico a los medios de comunicación, los talibanes citaron a un hermano del mulá Omar y uno de sus hijos pidiendo perdón por los "errores" que cometió al frente del grupo miliciano.

La declaración, emitida a nombre del hermano del mulá Omar, mulá Abdul Manan, y su hijo, Mohammad Yaqub, se conoció después que el gobierno afgano anunció el miércoles que el mulá Omar había muerto hacía más de dos años en un hospital de Pakistán.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores de Pakistán indicó que las conversaciones se pospusieron debido a "la incertidumbre" causada por el anuncio de la muerte de Omar.

El Ministerio no indicó una nueva fecha para llevar a cabo las pláticas. El primer encuentro cara a cara entre ambas partes fue en julio cerca de Islamabad. La reunión estuvo supervisada por representantes de Estados Unidos y China y terminó con las dos partes acordando volver a reunirse -- un avance significativo en sí mismo.

Los talibanes afganos habían dicho el jueves que "no están al tanto" de la existencia de una nueva ronda de conversaciones de paz entre las dos partes.

El servicio de inteligencia afgano aseguró el miércoles que el mulá Omar falleció en un hospital de Karachi hace más de dos años. En Washington, el gobierno estadounidense dijo que consideraba creíble la información sobre la muerte del líder insurgente.

La oficina del presidente afgano Ashraf Ghani dijo que la muerte del mulá Omar podría fortalecer las condiciones para el proceso de paz, que ha sido su prioridad desde su llegada al gobierno el año pasado.

Esta semana, funcionarios afganos y paquistaníes dijeron que la segunda ronda del diálogo tendría lugar este viernes en la ciudad turística de Murree, en Pakistán, pero el comunicado emitido por los talibanes el jueves, en el que se hacen llamar "Emirato Islámico", contradice esta información.

"El Emirato Islámico ha entregado todos sus poderes de acción en este sentido a su Oficina Política y no está al tanto de dicho proceso", dijo el comunicado refiriéndose a las conversaciones.

El Talibán gobernó Afganistán desde 1996 hasta que fueron derrocados en una invasión liderada por Estados Unidos en 2001. Desde entonces los talibanes luchan para derrocar al gobierno de Kabul.

___

Gannon informó desde Timmins, Canadá. Los periodistas de The Associated Press Humayoon Babur en Kabul, Afganistán, y Asif Shahzad en Islamabad contribuyeron para este despacho