EEUU: Los nubarrones del cierre del gobierno

Si las operaciones del gobierno federal se interrumpen parcialmente el martes, el correo seguirá llegando a tiempo, los médicos del Medicare seguirán atendiendo pacientes y la NASA no dejará de hablar con los astronautas en la Estación Espacial. De hecho, la mayor parte del gobierno seguirá funcionando.

El cierre afectaría al azar al comienzo: los turistas que esperan visitar Mount Rushmore o el Museo Smithsonian. Los que planean comprar una vivienda con préstamos garantizados por el gobierno. Los veteranos de guerra que apelan la denegación de beneficios por discapacidad. Y quizás la parte positiva, sólo para algunos, es que se suspenderían las auditorías fiscales.

Pero los problemas se harían más amplios mientras más dure el cese de las operaciones.

La licencia sin sueldo de más de una tercera parte de los empleados civiles federales podría significar demoras en el procesamiento de solicitudes de nuevas reclamaciones de discapacidad en el Seguro Social. La pérdida de ganancias para los negocios que venden bienes y servicios al gobierno. Problemas para los hoteles y restaurantes que dependen del turismo cerca de los parques nacionales. Y más tiempo de espera para los niños que sus padres no les envían la manutención de rigor.

Y, naturalmente, cero paga para unos 800.000 empleados federales. Es posible que más adelante les paguen esos días, pero no cuenten con eso. Pero no los culpe por no trabajar duro, porque la ley prohíbe el trabajo voluntario gratis desde casa.

Kaitlin Thomas, quien el viernes recorrió el Museo Nacional de Historia de Estados Unidos, dice que la situación es molesta.

"¿Si el público paga todo esto, por qué lo cierran?", preguntó Thomas, que vino a Washington de visita desde Nueva York.

Irónicamente, un cese de las operaciones del gobierno no tendría impacto sobre la ley de servicios médicos del presidente Obama, que está listo para presentar sus planes individuales de seguro el martes, con cese de operaciones o no, y la gente que espera inscribirse el primer día no sería afectada.

Otras funciones que se mantendrán sin importar el resultado del enfrentamiento por el presupuesto:

-- Los guardias de prisiones, agentes del FBI y la Patrulla Fronteriza.

-- Los controladores de tráfico aéreo y empleados de los puntos de control de seguridad en los aeropuertos.

--Los 1,4 millones de militares en servicio activo.

__Las Becas Pell para estudiantes universitarios.

--Los pagos del Seguro Social y las prestaciones sociales de los veteranos de guerra, así como los cupones para alimentos.

-- Los médicos que tratan a pacientes del Medicare y los hospitales de la Administración de Veteranos de Guerra.

-- El Servicio Nacional de Meteorología.

--El centro de control de la NASA en Houston, Texas, que apoya la Estación Espacial Internacional. Excepto eso, sólo 3% de los 18,000 empleados de la NASA seguirán trabajando.

--La Casa Blanca se mantendrá funcionando porque no tiene que cumplir una ley federal que exige a muchos empleados del gobierno dejar de trabajar si el Congreso no asigna fondos. Obama podrá realizar el viaje que tiene programado a Asia la semana del 6 de octubre, si así lo decide.

--El correo seguirá entregando correspondencia; su presupuesto no está afectado porque sus ingresos provienen de la venta de estampillas y la entrega de paquetes.

-- Los empleados que trabajan en programas que se financian con el pago de servicios, como los que procesan las solicitudes de la residencia permanente y los que supervisan la seguridad de camiones y autobuses.

Para los turistas y los amantes de la naturaleza, las consecuencias se harían sentir rápido; el cierre de todos los parques nacionales, desde Acadia hasta Yosemite, y los monumentos nacionales y refugios de vida salvaje. El Departamento del Interior dice que los campistas tendrían 48 horas para empacar y marcharse.

Y el Servicio de Rentas Internas (IRS) quiere que usted tenga esto bien claro: los que deben dinero al gobierno tienen que pagar. Los que recibieron una prórroga de seis meses para presentar su declaración de impuestos todavía tienen que cumplir antes del 15 de octubre.