CONMEBOL publica reformas tras escándalo de sobornos de FIFA

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) hará públicos los salarios de su presidente y de los integrantes de su Comité Ejecutivo después de haber sido alcanzada por la crisis originada por el escándalo de sobornos de la FIFA.

La CONMEBOL publicó el miércoles medidas anticorrupción que incluyen la creación de un nuevo puesto para un experto independiente que supervise la implementación de su Programa de Conformidad y Cumplimiento.

La CONMEBOL también desea investigar los antecedentes de potenciales socios comerciales, así como la creación de un protocolo para aprobación y redacción de contratos para que incluyan cláusulas anticorrupción. Los informes anuales de auditoría también serán publicados en el portal de la CONMEBOL.

"El objetivo del Programa de Conformidad y Cumplimiento es garantizar una mayor eficiencia y transparencia en la actuación de la CONMEBOL (CSF), constatando el firme compromiso de nuestra Confederación de incrementar la integridad de todos sus procesos y operaciones", señaló la Confederación, con sede en la capital paraguaya, a través de un comunicado.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado a 14 funcionarios del fútbol y empresarios bajo cargos de sobornos, asociación delictiva y lavado de dinero. Entre los acusados se encuentran dos ex presidentes de la CONMEBOL, que tratan de impedir ser extraditados a Estados Unidos.

Paraguay recientemente revocó la inmunidad de la que gozó la sede de la CONMEBOL por cerca de dos décadas. Incluyó protección contra el tipo de redadas ocurridas en mayo en las sedes de la FIFA y de la CONCACAF en Suiza y Miami.

La Confederación de América del Norte, Central y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) publicó propuestas anticorrupción similares este mes luego que sus dos presidentes y secretarios generales previos fueron implicados en una investigación federal estadounidense por asociación delictiva en el fútbol internacional.

Las propuestas de la CONCACAF incluyen: Imponer límites a la reelección de su presidente y de los miembros de su comité ejecutivo; la publicación de los salarios y gastos de los principales dirigentes; y contratación de personal externo para evaluar la toma de decisión en el comité ejecutivo.