Fed mantiene sin cambios las tasas de interés

La Reserva Federal parece disponerse a elevar las tasas de interés en los próximos meses, pero el miércoles indicó que quiere ver más mejoras en la economía y un aumento de la inflación antes de hacerlo.

La declaración de la Fed luego de su reunión sobre políticas no establece plazos. Muchos analistas pronostican un primer aumento en septiembre, pero la presidenta del banco central, Janet Yellen, ha dicho que eso dependerá de los últimos datos económicos disponibles.

En su comunicado, la Fed señala mejoras en los mercados laboral, de vivienda y de consumo, y prevé un aumento gradual de la inflación hasta alcanzar la meta del 2%.

El texto del miércoles sólo contenía ligeros cambios en la redacción con respecto al comunicado de junio. Dichas modificaciones indican que la economía está más saludable.

Al describir el mercado laboral, la Fed por primera vez se refirió a ganancias "sólidas" en nuevos puestos de trabajo y en una disminución del desempleo. La tasa de desocupación ha llegado a 5,3%, su nivel más bajo en siete años.

Además, el banco central señaló que sólo necesita ver "un poco más" de mejoras en las contrataciones, en lugar de las mejoras "adicionales" que mencionó la vez pasada, un indicio de que el mercado laboral se acerca a la salud plena.

Michael Hanson, economista de Bank of America Merrill Lynch, indicó que el lenguaje más optimista de la Fed en torno al mercado laboral muestra que se acerca al punto en el que elevará las tasas. Espera que ello ocurra en septiembre.

"No lo han decidido, pero... nos estamos acercando mucho a satisfacer los criterios que exigen" para un aumento en las tasas, señaló Hanson.

Yellen ha hecho énfasis en que, cuando la Fed comience a subir las tasas, lo hará gradualmente. La idea es evitar debilitar una economía que todavía se está beneficiando de tasas bajas a los préstamos, las cuales son resultado de las políticas de la Reserva Federal. Ella ha insinuado que el elevar las tasas en incrementos pequeños, seguidos por pausas, le permitirá al banco central evaluar los efectos de costos ligeramente más elevados a los préstamos.

La Fed mantiene su tasa de referencia a corto plazo cerca de cero desde 2008. Una vez que la eleve, las tasas hipotecarias, automotrices y de préstamos empresarios también podrían aumentar.

"Desde mi punto de vista, la Fed se siente muy cómoda llevando un ritmo lento y deliberado", dijo Brian Bethune, profesor de economía en la Universidad Tufts en Boston. "La Fed no desea volcar el carrito de manzanas con ningún tipo de sorpresa en el mercado que pudiera provocar mayores problemas en la economía mundial, ya sea en China o en Europa".

___

Christopher S. Rugaber, periodista de la AP, contribuyó con este despacho.