Oposición venezolana choca con OEA por elecciones

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró el viernes que ese organismo no debería pronunciarse sobre las elecciones presidenciales en Venezuela impugnadas por la oposición, y de inmediato generó reacciones en la nación sudamericana donde el ex candidato presidencial opositor arremetió en su contra.

Interrogado sobre qué debería esperar la oposición venezolana de su reciente solicitud ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para anular los comicios del 14 abril, Insulza dijo no saber si ese órgano autónomo de la OEA va a analizarla, pero aseguró que "no ocurre frecuentemente" con ese tipo de temas.

"La Comisión de Derechos Humanos no sé si va a tomar el tema que se le ha planteado, pero no ocurre frecuentemente", dijo en rueda de prensa en México, donde participó en un foro sobre drogas organizado por el Senado.

Insulza señaló además que "la observación electoral de la OEA está regulada en la carta democrática interamericana y nosotros por consiguiente no deberíamos pronunciarnos respecto de elecciones que no hemos sido invitados a observar".

Tras los comentarios del secretario general de la OEA, el ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles lo criticó en su cuenta de Twitter.

"El Sr. Insulza seguramente quedará para la historia como el más inepto e incapaz secretario gral de la OEA! En ninguna crisis ha servido", señaló Capriles, quien según el conteo oficial quedó en segundo lugar detrás del candidato oficialista Nicolás Maduro por una diferencia de un 1,5%.

"Le recordamos al Sr. Insulza que la Comisión y la Corte Interamericana son gracias a Dios independientes de sus opiniones interesadas", añadió en otro mensaje en la red social.

La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática pidió a principios de septiembre a la CIDH que declare nulos los comicios presidenciales, bajo el argumento de que las elecciones fueron fraudulentas y eso violaría derechos políticos y de pensamiento, garantías judiciales, protecciones judiciales y de igualdad ante la ley, contemplados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La oposición también solicitó a la CIDH declarar sin efecto la sentencia emitida el 7 de agosto de 2013 por el Tribunal Supremo de Justicia mediante la cual declaró inadmisible la impugnación a las elecciones que había presentado Capriles.

Insulza refirió que en los comicios presidenciales de México en 2006, cuando el izquierdista Andrés Manuel López Obrador perdió por escaso medio punto porcentual frente al conservador Felipe Calderón, la OEA respaldó la decisión del tribunal electoral de ratificar el resultado.

"Cuando el tribunal electoral de México pronunció su veredicto... nosotros acatamos el veredicto", dijo. "Es lo que corresponde. No veo por qué tenemos que hacer algo distinto respecto a Venezuela", añadió.

La OEA ya había sido blanco de críticas en Venezuela, pero por parte del gobierno, que ha cuestionado su imparcialidad, en particular de la CIDH y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

De hecho, hace unos días se concretó la salida de Venezuela de la CorteIDH, poco más de un año después de que el entonces presidente Hugo Chávez anunciara su retiro en protesta por una sentencia a favor de un venezolano acusado de participar en ataques contra sedes diplomáticas en 2003.