Tsipras: Disidencia en Syriza podría forzar elecciones

El primer ministro de Grecia advirtió el miércoles a los rebeldes en su partido de izquierda Syriza que deberá convocar a elecciones anticipadas si mantienen su oposición a las reformas exigidas a cambio de un nuevo rescate internacional.

Alexis Tsipras insistió que no quiere convocar a elecciones, lo cual prolongaría el estado de incertidumbre política en el país y podría perjudicar la economía en un momento crucial de su intento de estabilizarse.

Pero agregó: "Si no tengo la mayoría parlamentaria me veré obligado a convocar a elecciones".

En una entrevista con la radio Sto Kokkino de Syriza, Tsipras dijo que quiere realizar un congreso partidario en septiembre, una vez firmado el acuerdo de rescate, para tomar decisiones sobre el futuro del partido. Tsipras y su partido Syriza iniciaron un período de cuatro años en enero.

Los representantes de los acreedores de Grecia --sus socios en la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional-- se reúnen con funcionarios en Atenas para discutir las condiciones del nuevo rescate, de 85.000 millones de euros a lo largo de tres años.

Tsipras fue elegido con una plataforma contra la austeridad que atrajo a los griegos, golpeados por cinco años de recortes de sus ingresos y aumento de los impuestos exigidos por los acreedores internacionales a cambio de los préstamos de rescate.

Pero sus intentos de obtener mejores condiciones fracasaron rotundamente y el 12 de julio Grecia se vio obligada a aceptar nuevos recortes y un aumento del impuesto sobre las ventas de productos básicos de consumo. Los intransigentes de Syriza no aceptaron los dos paquetes de reformas exigidos por los acreedores para negociar un nuevo rescate, el tercero desde 2010.

El parlamento aprobó las reformas con los votos de los partidos opositores europeístas, pero la rebelión puso en entredicho la supervivencia del gobierno.

Tsipras no ha tomado medidas contra los legisladores rebeldes, pero el miércoles criticó su posición y dijo que si están en desacuerdo deben renunciar.

"Es demasiado surrealista decir, 'voto contra las propuestas del gobierno pero apoyo al gobierno''', comentó.