Oklahoma: Cierran 2 pozos de inyección de aguas residuales

Dos pozos de petróleo y gas en los que se inyectan aguas residuales fueron cerrados y uno disminuyó actividades en la zona de la ciudad de Crescent después de que ocurrieran varios sismos, informaron autoridades de Oklahoma.

La Comisión de Corporaciones de Servicios Públicos del estado indicó el martes que las compañías Stephens Production y Devon Energy decidieron cerrar cada una un pozo voluntariamente. Por su parte, Stephens reducirá sus actividades en un 50% en otro pozo.

De los temblores en la zona registrados el lunes y martes por el Servicio Geológico de Estados Unidos, dos alcanzaron una magnitud de 4,5 y otro de 4,1.

La comisión anunció en fecha reciente planes para vigilar más de 200 pozos de desecho mientras investiga si son los causantes de los sismos en el estado.

En un informe divulgado en abril, el Servicio Geológico de Oklahoma señaló que es "muy probable" que la mayoría de los sismos recientes en el estado sean causados por los pozos en los que se inyectan aguas residuales.