Ana Cunha entre las finalistas para los olímpicos

La brasileña Ana Marcela Cunha se clasificó el martes entre las diez finalistas que irán a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al ganar la medalla de bronce en la competencia de 10 kilómetros en aguas abiertas en el mundial de natación.

La francesa Aurelie Muller ganó la prueba por 2.4 segundos de ventaja después de encabezar las dos vueltas en el río Kazanka con 1 hora, 58 minutos, 4.3 segundos. La plata fue para la holandesa Sharon van Rouwendaal con 1:58:06.7 y el tercer puesto en el podio para Cunha con 1:58:26.5, a 22.2 segundos de la ganadora.

Cunha no se entrena en la playa de Copacabana, donde se llevarán a cabo las pruebas de aguas abiertas en las olimpíadas de Río. Muchos han criticado la calidad del agua en las sedes olímpicas.

"La calidad del agua es tan buena como esta para una competencia", dijo sin embargo por medio de un intérprete. "La gente va allí y ve y hace exámenes para determinar la calidad del agua. En la playa de Copacabana es bastante buena".

Muller, la ganadora, dijo que "fue una carrera alocada y mi objetivo era estar entre las diez primeras; estoy muy feliz".

En aguas abiertas, Muller y van Rouwendaal se prepararon para el mundial entrenándose juntas en Francia.

"Pensé que quizás podía ganar, pero Aaurelie era demasiado rápida", admitió van Rouwendaal. "Pienso que seré mucho más fuerte el año próximo".

Las condiciones fueron ideales para el segundo día de competencias.

Las esperanzas chinas de acaparar todo el oro en los clavados se desvanecieron cuando la italiana Tania Cagnotto ganó el título en trampolín de 1 metro con 1.65 puntos superando a la local Shi Tingmao. Cagnotto lideró la competencia durante todas las pruebas y se clasificó para su sexta olimpíada a los 30 años. Lo que más ha alcanzado la italiana en una olimpíada es un quinto puesto.

"Estaba realmente nerviosa", admitió Cagnotto. "Esperaba este resultado pero una nunca sabe. Es la primera vez que he vencido a una china en un campeonato mundial".

Cagnotto totalizó 310.85 puntos, Shi obtuvo plata con 309.20 y su compañera He Zi le siguió con 300.30. China se había quedado con la presea de oro en las cinco primeras pruebas en Kazan.

"Cometí unos pocos deslices y es mi culpa no haber podido ganar", sentenció Shi.

El chino Qin Kai ganó por quinta vez los clavados sincronizados de 3 metros junto a Cao Yuan y un total de 471.45 puntos. Qin también ganó el título en 2007, 2009, 2011 y 2013 con distintos compañeros.

Los rusos Evgeny Kuznetsov e Ilya Zakharov se conformaron con plata y 459.18 puntos, y el bronce fue para los británicos Jack Laugher y Chris Mears con 445.20.