Paraguay: postergan juicio a campesinos

Un juez postergó hasta el lunes el comienzo del juicio a un grupo de campesinos acusados de participar en 2012 en una balacera en la que murieron once labriegos y seis policías durante el desalojo de una finca en el noreste del país.

El juez Ramón Trinidad anunció el martes en el palacio de justicia, de Asunción, que el aplazamiento es para permitir que Víctor Azuaga, nuevo defensor de los trabajadores rurales, tenga tiempo para leer los expedientes de sus clientes y que suman unas 3.000 páginas.

El lunes pasado, los once imputados por la fiscalía por asociación criminal y tentativa de homicidio doloso, entre otros supuestos delitos, despidieron a sus abogados en plena audiencia, presuntamente, por falta de confianza en sus gestiones.

Azuaga, en una desordenada conferencia de prensa, dijo que asumió la defensa por pedido de los familiares de los campesinos "y lo hice en forma personal y gratuita". Aclaró que venía desempeñándose como secretario de la organización laica Pastoral Social, de la iglesia católica.

El abogado que es letrado del sector privado y no pertenece al cuerpo de defensores públicos adelantó que entre el jueves y viernes pedirá al tribunal una extensión del plazo para conocer detalles del extensor expediente.

"Ningún ser humano podría leer en pocos días las 3.000 páginas y, además, elaborar una estrategia de defensa. Eso es imposible", explicó.

En tanto, Liliana Alcaraz, coayuvante de la fiscalía, comentó que "el plazo hasta el lunes es razonable. Nos oponemos a la posible extensión".

La balacera en la que supuestamente participaron los acusados se registró el 15 de junio de 2012 cuando unos 54 campesinos ocupaban un predio estatal y se enfrentaron a unos 320 policías. Se desconoce quien comenzó el enfrentamiento en las afueras del pueblo Curuguaty, a unos 300 kilómetros de la capital paraguaya.

El ex presidente Fernando Lugo (2008-2012) fue destituido siete días después en un juicio político en el Senado con la acusación de mal desempeño en sus funciones, entre las que figuró la supuesta negligencia en el manejo de los hechos registrados Curuguaty.