Choques en Filipinas antes de discurso presidencial

Manifestantes de izquierdas chocaron el lunes con policía antidisturbios bajo fuertes lluvias, mientras intentaban de atravesar una barricada de contenedores de mercancías y alambre de espino antes de que el presidente ofreciera su último discurso sobre el estado de la nación.

Algunos de los aproximadamente 4.000 manifestantes empezaron a empujar las barras de hierro y contenedores de metal que les impedían acercarse a la Cámara de Representantes en el suburbio de Quezon, donde el presidente Beningno Aquino III tenía previsto ofrecer un discurso más tarde el lunes, indicó la policía.

Al menos tres policías y 16 manifestantes sufrieron heridas cuando las autoridades emplearon un cañón de agua para repeler a los inconformes, que les lanzaron piedras y botellas, según la policía y voluntarios de Cruz Roja.

Se espera que Aquino, que termina en junio de 2016 su mandato de seis años, informe sobre los progresos de su batalla contra la corrupción y la pobreza, que siguen arraigados en el empobrecido país, que fue su principal promesa para obtener una abrumadora victoria en las urnas.

Sin embargo, los problemas persisten en el país del sureste asiático, donde en torno a un cuarto de sus 100 millones de habitantes siguen sumidos en una antigua pobreza. Las más de cuatro décadas de intermitentes insurgencias comunistas e islámicas, combinadas con desastres naturales en un archipiélago propenso a los tifones, junto con problemas de seguridad, han hecho de la gobernanza del país un complejo y duro dilema.