Panam: Fallo de micrófono estropea concierto de Kanye West

Kanye West le pasó revista a sus mejores éxitos para cerrar los Juegos Panamericanos de Toronto, hasta que el desperfecto del micrófono impidió al rapero completar su recital.

Casi 40.000 espectadores llenaron el estadio cubierto Rogers Centre para rendir tributo a los atletas del hemisferio americano en la ceremonia de clausura de los Panamericanos. La presentación de West hubiera puesto un signo de exclamación a la noche, que incluyó un fastuoso despliegue de pirotecnia que iluminó la Torre CN como si fuera un arcoíris. Pero el fallo del sonido alteró el guion.

West intentó en vano superar el problema. Se rindió y acabó arrojando al aire el micrófono y dejándolo caer mientras se retiraba de la tarima. La concurrencia coreó "¡Kanye!" ante su ausencia.

La ceremonia contó con la participación de 510 voluntarios y unos 3.200 atletas, que se congregaron en el piso del estadio.

El espectáculo de dos horas se enfocó en reflejar la diversidad de Toronto, con figuras tan dispares como especialistas de tai chi chinos y bailarines de tango.

Tampoco faltaron los discursos, tres en total.

"En estos Juegos Panamericanos, la esperanza triunfó, el optimismo prevaleció y el espíritu solidario fue la constante", dijo Saad Rafi, el director ejecutivo del comité organizador de las justas.

En el acto también se procedió a realizar el relevo simbólico para la ciudad que albergará la próxima edición, Lima, en 2019.