Panam: México, otro oro en ráquetbol, en equipos de hombres

En un deporte en que Paola Longoria acapara la atención, también el equipo de hombres cumplió con su encomienda en Toronto. Se cercioró así de que última jornada del ráquetbol se convirtiera sin matiz alguno en una fiesta mexicana.

Álvaro Beltrán derrotó el domingo 15-12, 15-7 al estadounidense Rocky Carson para que el equipo mexicano se embolsara el título continental. Horas antes, Daniel de la Rosa encarriló la coronación de los raquetbolistas aztecas, con una victoria por 15-12, 15-12 sobre Jake Brendenbeck.

Pese a que no participó en la jornada, Javier Moreno también recibió la medalla de oro.

Longoria había encabezado el triunfo de México en la competencia de equipos femeninos. La mejor raquetbolista del mundo se embolsó tres oros en los Juegos Panamericanos, tras coronarse antes en individuales y dobles.

Con ello, México quedó como líder del medallero de este deporte en Toronto 2015.

Pero además, el triunfo del domingo tuvo un sabor especial para Beltrán, de 36 años, quien el viernes había caído en dos sets ante Carson en la final de individuales.

"Gracias a Dios, dos días después se nos presenta la oportunidad de vengarnos de los americanos", recalcó el raqueta del estado norteño de Chihuahua. "Con lo que me quedo además es con el apoyo de mis compañeros, el coraje, las ganas y la pasión que tenemos por representar un deporte que jugamos muy bien en nuestro país".

Sorprendió el desempeño de De la Rosa, un joven de 22 años, originario del estado central de San Luis Potosí, quien también cayó ante Carson en semis de individuales.

"La verdad... yo estaba muy desanimado, pero Alvarito llegó y me dijo, 'lo bonito del deporte es que te da revancha, y en el siguiente partido lo vas a lograr", relató.

Una vez que el himno nacional mexicano resonó dos veces en el Centro de Exhibiciones de Toronto, una multitud se congregó en la cancha. Longoria se fotografió con parientes, dirigentes y desconocidos por igual.

Hubo vítores, bromas y conversaciones que se prolongaron durante más de una hora.

"Coronarnos con el oro es muy especial para mí", expresó Moreno, originario de la ciudad fronteriza de Tijuana. "Estoy con mis papás y mis hermanos".

Distintos voluntarios de los juegos trataban de poner fin al festejo, para que los deportistas concedieran la ronda de entrevistas con la prensa.

"¿Podrían ir todos a la zona mixta?", imploró uno.

Fue en vano, la celebración continuó.