Canciller iraní en gira por tres países vecinos

El canciller iraní inició el domingo una gira regional por tres naciones destinada a estrechar lazos con los vecinos árabes después de la conclusión del histórico acuerdo nuclear con las potencias mundiales.

Arabia Saudí y otros estados gobernados por suníes en la zona del Golfo Pérsico tienen profundas suspicacias sobre las intenciones de Irán en la región. Mientras las naciones árabes aliadas de Occidente mantienen una esperanza cautelosa de que el acuerdo nuclear reduzca las posibilidades de que Irán pueda producir una bomba atómica, también temen que la suavización de las presiones internacionales envalentone a Teherán en momentos de agudas tensiones sectarias en la región.

El canciller Mohammad Javad Zarif inició su viaje con una escala en Kuwait, donde fue recibido por su contraparte kuwaití, el jeque Sabah Khaled Al Hamad Al Sabah. Posteriormente conversó con el emir gobernante, jeque Sabah Al Ahmed Al Sabah, quien visitó Irán el año pasado en su primera visita a ese país como jefe de estado.

Irán accedió este mes a limitar su programa nuclear a cambio de un alivio a las sanciones que le habían impuesto para impedir que produjera una bomba atómica, objetivo que Irán siempre ha desmentido.

La gira de Zarif incluye escalas en Catar e Irak. Hablará con funcionarios de los tres países sobre el acuerdo nuclear y discutirá los medios de mejorar la cooperación y combatir el terrorismo, según la prensa estatal iraní.

Irán comparte el control de un vasto yacimiento subterráneo de gas natural con Catar, un acaudalado miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo que en los últimos años ha aprovechado sus riquezas para proyectar su influencia sobre la región.

En Irak, Teherán mantiene estrechos vínculos con altos funcionarios del gobierno y las milicias chiíes que combaten al grupo extremista Estado Islámico, que ha capturado una tercera parte del país.

Zarif dijo que su país respalda a sus vecinos árabes --que al contrario que Irán forman parte de la coalición encabezada por Estados Unidos contra Estado Islámico-- en la lucha contra los extremismos.

"Irán y los países regionales enfrentan amenazas comunes que deberían enfrentarse por medio de la cooperación mutua", dijo en Kuwait, según la agencia noticiosa iraní Fars, semioficial.