Panam: Ciclista argentina corre en ruta y Parapanamericanos

Cuando la delegación argentina abandone Toronto el domingo lo hará con un atleta menos, la ciclista Mariela Delgado. La joven se quedará para competir también en los Juegos Parapanamericanos, el primer caso en la historia de un argentino que actúa en ambas justas continentales.

A punto de cumplir 29 años, Delgado finalizó el sábado en el 22do lugar en el ciclismo de ruta de los Juegos Panamericanos, a 37 segundos de la campeona canadiense Jasmin Glaesser.

Para Delgado, quien padece un trastorno de nacimiento en el plexo braquial que le limita los movimientos del brazo derecho, el sólo hecho de participar por primera vez en esta prueba y llegar a la meta ha sido el mayor logro de su carrera.

"Yo conforme por haber terminado con el pelotón", dijo Delgado en entrevista con The Associated Press tras la competencia. "Era mi debut, estaba ansiosa y nerviosa. Sabía que tenía muy buenas rivales. A la mitad de la carrera ya me sentí más confiada, más firme".

Oriunda de Posadas, provincia de Misiones, al noroeste de Argentina, Delgado tuvo problemas al nacer ya que por su peso de 4,8 kilogramos los médicos le lastimaron los nervios del brazo al dar a luz su madre.

De pequeña, Delgado practicó desde natación hasta voleibol como terapia para su brazo. Luego descubrió que su cuerpo se sentía mejor sobre una bicicleta.

La ciclista empezó a competir a los 21 años en pruebas convencionales, donde los buenos resultados llamaron la atención de los entrenadores del equipo argentino, quienes al notar la deficiencia en su brazo le ofrecieron competir también en el deporte paraolímpico.

Como fue habilitada para ambas justas continentales, Delgado usó la prueba de este sábado como preparación para la carrera en Parapanamericanos, en los que sí aspira a colgarse una medalla.

"Voy a seguir compitiendo en pruebas convencionales porque a mí me sirve para prepararme mejor para el Juego Paraolímpico, que es muy competitivo. El objetivo y las medallas están ahí", aseveró Delgado, quien ya consiguió la clasificación a los Paraolímpicos de Río 2016.

Delgado es licenciada en turismo, pero sólo se dedica a su carrera de ciclista gracias a una beca del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) y el salario que cobra por competir en equipos profesionales de ciclismo convencional.

Mientras sus compatriotas emprenden el regreso a Buenos Aires, ella deberá irse a un hotel en Toronto hasta que se reabra la Villa Olímpica para los deportistas del Parapanamericano.

"Voy a terminar empachada de tantos Juegos", comentó feliz antes de despedirse y partir en bicicleta a un merecido descanso.