Detención preventiva a 2 dirigentes más del fútbol boliviano

Un juez envió a la cárcel a otros dos dirigentes del fútbol boliviano en una "detención preventiva", desde la que asumirán defensa en un proceso iniciado por la fiscalía por presunta estafa y corrupción, informó la Fiscalía General el sábado.

El segundo vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Jorge Justiniano, y el secretario general Pedro Zambrano esperaban el sábado su trasladado a un penal tras una maratónica declaración ante un juez de la sureña ciudad de Sucre y quien el viernes en la noche ordenó el arresto de ambos en diferentes penales del país.

El jueves pasado, el tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y presidente de la FBF, Carlos Chávez, ingresó al penal de Palmasola en la ciudad oriental de Santa Cruz, mientras que su secretario ejecutivo Alberto Lozada se benefició con arresto en domicilio y el pago de una fianza.

Los cuatro dirigentes son investigados por el desvío de fondos de un partido benéfico en 2013 entre Bolivia y Brasil, aunque los fiscales indagarán también si Chávez está implicado en el escándalo de supuesta corrupción que salpicó a altos cargos de la FIFA, informó el fiscal boliviano Juan Pablo Mendieta.

Entre los 14 investigados por las autoridades de Estados Unidos bajo cargos que van desde lavado de dinero hasta fraude, se encuentran cuatro dirigentes sudamericanos de la Conmebol, pero no se menciona a Chávez.