Panam: EEUU casi asegura la cima en el medallero

Es prácticamente un hecho que Estados Unidos encabezará el medallero en estos Juegos Panamericanos. Pero Canadá puede jactarse de que tiene al rey de la velocidad.

Andre de Grasse se coronó el viernes en los 200 metros, con un tiempo de 18,88 segundos.

"Es asombroso. Se siente como algo irreal", comentó De Grasse, quien el miércoles se había colgado también el oro en los 100 metros. "No puedo creer que lo hice. De algún modo llegué primero y estoy feliz".

De Grasse logró un tiempo de 19,88 segundos.

También en los 200, Alonso Edward atrapó el bronce, una presea que refleja el resurgimiento en la pista del panameño desde el 2014.

Edward, de 25 años, le dio a su país una medalla después de su eliminación en Londres hace tres años por una salida en falso. Esa dolorosa experiencia abrió paso a un bajón en su carrera, en que los problemas de lesiones también hicieron mella.

"Pude terminar sin ningún tipo de lesión", fue lo primero que destacó el panameño tras la final.

El triunfo logrado por De Grasse entusiasmó al público local, lo mismo que el conseguido por la selección de basquetbol, que eliminó a Estados Unidos en semifinales y buscará el título este sábado ante Brasil.

Pero la delegación estadounidense cerró la jornada con un total de 93 medallas doradas, 11 más que los canadienses.

Además del baloncesto, Canadá podría sumar oros el sábado en el salto de altura, dos finales de boxeo, el hockey sobre césped para hombres y el sóftbol femenino.

Pero parece imposible que Estados Unidos se vaya en blanco. Disputará la final del fútbol de mujeres, va a dos duelos por el título en boxeo y probablemente seguirá cosechando en el atletismo.

Los Juegos se clausuran el domingo.

Brasil es tercero en la tabla de medallas con 35 oros, una cosecha menor a la que ostentaba a estas alturas en Guadalajara 2011.

"Todavía faltan tres días, no sabemos si vamos a estar por debajo", dijo sin embargo Marcus Freire, jefe de preparación del Comité Olímpico de Brasil. "Estamos muy satisfechos con nuestro rendimiento en Toronto".

Cuba, que acumula 31 preseas doradas, se siguió despegando de Colombia, estancada en 26.

En la jornada Pedro Pablo Pichardo ni se despeinó para ganar la final del salto triple.

El cubano, quien estableció este año la tercera mejor marca histórica, se impuso con un brinco de 17,54 metros que logró en su cuarto intento.

Cuba se impuso en dos finales de la jornada vespertina del atletismo, ya que horas antes al triunfo de Pichardo la tiradora de disco Denia Caballero obtuvo el oro.

En boxeo, Cuba se embolsó tres de los cinco oros que disputaba en la jornada. Uno de los que perdió le fue arrebatado por el mexicano Joselito Velázquez, quien se proclamó bicampeón continental en peso minimosca.

"No importa si gano 10 medallas de oro en los Panamericanos, siempre me seguiré emocionando por darle una medalla de oro a México", dijo el boxeador de Cancún. "Los cubanos siempre son difíciles, pero esta vez mi experiencia me permitió dominarlo".

También el viernes:

--Paola Longoria demostró que es una aplanadora en el raquetbol. La mexicana se colgó al cuello dos medallas de oro, una en individuales y la otra formando dupla con Samantha Salas.

--Las "Leonas" argentinas debieron conformarse con la plata otra vez. Cayeron de nueva cuenta ante Estados Unidos en la final del hockey sobre césped.

--El argentino Julián Pinzas obtuvo la presea de oro en karate, dentro de la división de 67 kilogramos, y la peruana Alexandra Grande hizo lo propio en los 61.

--Venezuela, encabezada por el campeón olímpico Rubén Limardo, se coronó en esgrima, dentro de la modalidad de espada por equipos.