Guatemala extradita a peligroso narcotraficante

Jairo Estuardo Orellana presunto narcotraficante guatemalteco fue extraditado a Estados Unidos, entre estrictas medidas de seguridad y custodiado por agentes de la DEA.

Orellana es requerido por la Corte de Columbia, Virginia, por los delitos de conspiración y uso de armas de fuego para el tráfico de drogas a Estados Unidos.

El viceministro de gobernación Elmer Sosa dijo a The Associated Press que el gobierno estaba satisfecho con la entrega.

Vestido con una camiseta naranja, un pantalón vaquero azul y tenis blancos Orellana fue introducido a una avioneta blanca con matrícula N7734T, custodiado por al menos tres helicópteros, vehículos blindados del ejército y 200 hombres del ejército de Guatemala y del ejército de los Estados Unidos.

Charisse Phillips, ministra consejera de la embajada estadounidense en Guatemala justificó la seguridad: "Había rumores sobre la seguridad del preso... estamos nada más para monitorear el proceso", dijo Phillips.

Un médico del sistema penitenciario realizó un examen a Orellana y certificó que está en buenas condiciones de salud.

Según el departamento del Tesoro estadounidense, Orellana era el contacto del violento cartel mexicano de los Zetas en Guatemala y en 2013 lo designó como un violento narcotraficante responsable de distribuir cantidades significativas de cocaína, marihuana y metanfetaminas a Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses aseguran que Orellana está implicado en varias ejecuciones en Guatemala para facilitar sus actividades de tráfico de drogas.

Orellana fue detenido Mayo de 2014 con fines de extradición, la cual aceptó voluntariamente la semana pasada.

El presunto narco guardaba prisión en las instalaciones de un destacamento militar, donde tenía lujos y comodidades. En prisión se casó con Marta Lorenzana, hija de Waldemar Lorenzana, alias el patriarca, también extraditado a EEUU junto a otros dos de sus hijos por delitos relacionados al tráfico de drogas.