Un grupo internacional de especialistas en crímenes de guerra pidió la creación de una corte especial en Damasco para tratar de juzgar cualquier funcionario de alto rango, militar sirio o rebelde que haya cometido atrocidades.

El profesor Michael Scharf, de la Universidad Case Western Reserve, en papel de vocero del grupo mostró el viernes a The Associated Press una copia del borrador de los estatutos que está siendo redactado discretamente desde hace casi dos años por muchas personalidades clave de otros tribunales de crímenes de guerra nacionales e internacionales, así como juristas sirios, políticos y líderes.

Podría ser una guía para dicho tribunal cuando concluya la guerra civil en ese país árabe.

Scharf indicó el viernes que los diplomáticos estadounidenses tienen además copias del documento de 30 páginas y ven con complacencia la idea de un tribunal de crímenes de guerra sirio.

"Creemos que está jugando un papel en las discusiones a puerta cerrada con el gobierno estadounidense", dijo Scharf.

Agregó que el grupo desea abogar por el tema de la responsabilidad de los crímenes de guerra en Siria en las discusiones internacionales en curso sobre Siria, con la esperanza de que el caso desaliente a los combatientes a cometer más atrocidades, como la violación del Protocolo de Ginebra en el empleo de armas químicas el 21 de agosto.

Siria no forma parte del Tribunal Penal Internacional --la corte permanente sobre crímenes de guerra en La Haya, Holanda. El TPI no tiene jurisdicción sobre los crímenes de guerra cometidos en ese país a no ser que lo autorice el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Pero tribunales específicos sobre crímenes de guerra como el tribunal sirio propuesto han sido creados en países individuales en los últimos años. El propio Scharf fue asesor de los jueces del Alto Tribunal iraquí, que juzgó a Saddam Hussein.

Los especialistas que participaron en la redacción del borrador sirio, que será presentado oficialmente el jueves en el Club Nacional de Prensa en Washington, carecen de poder político, aunque son personalidades internacionalmente muy respetadas.