Bomba causa 17 muertos en el norte de Pakistán

Una bomba explotó en la parte trasera de un autobús que transportaba a empleados del gobierno en el norte de Pakistán el viernes, matando a 17 personas e hiriendo a decenas, dijeron las autoridades.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad, pero los extremistas que luchan contra el gobierno en el noroeste de Pakistán a menudo atacan a militares, funcionarios y los símbolos del Estado.

La bomba estalló cuando el autobús viajaba por las afueras de la ciudad de Peshawar, la capital provincial. Llevaba a los empleados, luego de una semana de trabajo, de vuelta a la ciudad de Charsadda.

La explosión también hirió a 42 personas, dijo el oficial de policía Arif Khan.

La televisión paquistaní mostró imágenes del autobús con la parte trasera completamente destrozada.

Un testigo que no fue identificado dijo al canal de televisión Geo de Pakistán que iba conduciendo su coche detrás del autobús cuando la explosión arrancó la parte de atrás. Agregó que decenas de personas que iban sentadas en el techo del autobús, algo común por el hacinamiento en este país, fueron arrojadas al piso.

Los extremistas en el norte de Pakistán que tratan de derrocar al gobierno y establecer un estado islámico de línea dura han estado librando una guerra en el noroeste contra el Ejército.

Nuevo gobierno de Pakistán llegó al poder en junio con la promesa de iniciar negociaciones con los militantes para poner fin a años de conflicto.

Pero las conversaciones no han avanzado hasta ahora y los radicales siguen con los ataques, como el del viernes.

El domingo pasado, dos suicidas atacaron una iglesia en Peshawar, matando a decenas de cristianos que estaban a punto de terminar su servicio religioso. Extremistas en el noroeste de Pakistán también mataron a un general de división del Ejército a principios de septiembre.