Bush pide a republicanos acoger a latinos y afroamericanos

Haciendo un llamado a su partido para que acoja la diversidad, el exgobernador de Florida Jeb Bush dijo el jueves que los republicanos no ganarán la Casa Blanca si sus candidatos no hacen campaña "en cada rincón" del país, especialmente en comunidades latinas y afroamericanas.

"Estoy compitiendo para atraer gente hacia nuestra causa y no para alejarla", dijo Bush durante un acto de campaña en Nueva Hampshire. "Nuestro mensaje tiene que ser edificante, positivo, esperanzador, y no negativo, divisivo".

Ante una audiencia predominantemente de raza blanca no hispana en el norte del estado, Bush dijo que los republicanos deben hacer campaña en comunidades latinas. Expresó una línea breve en español, como lo hace a menudo cuando está en campaña. El acercamiento del partido debe también extenderse a los votantes negros, señaló.

"Quiero ser el candidato que va al interior de la comunidad afroestadounidense y dice: 'Únanse a nuestro equipo porque nuestros valores son los que ustedes comparten''', agregó.

Debido a los cambios demográficos del país, la dirigencia republicana ha estado trabajando por años para ampliar su base de electores más allá de los votantes de edad avanzada y de raza blanca.

Esos esfuerzos han sido ensombrecidos recientemente por comentarios del empresario multimillonario Donald Trump, quien encabeza las encuestas entre los precandidatos presidenciales republicanos. Trump calificó a los inmigrantes mexicanos como delincuentes y violadores cuando lanzó su campaña el mes pasado. La esposa de Bush, Columba, es mexicana, y Bush ha dicho que le ofendieron en lo personal los comentarios de Trump.

Bush no mencionó a Trump por su nombre durante el acto de campaña del jueves, pero ofreció una defensa enérgica sobre la necesidad de ampliar el atractivo hacia el partido, en lugar de distanciarse de las minorías.

"Estoy haciendo campaña de una manera que diga a todos 'únanse a nosotros', en lugar de 'vota por mí, pero no te puedes unir a mi equipo''', dijo Bush.

Los precandidatos han sido confrontados durante meses con cuestionamientos sobre raza en respuesta a asesinatos por parte de policías y disturbios detonados por ello en ciudades grandes como Baltimore. El precandidato demócrata Martin O'Malley se disculpó recientemente por decir a un grupo de manifestantes que promovían el lema "la vida de negros importa" que "todas las vidas importan".

Al preguntarle al respecto un reportero, Bush dijo que O'Malley no debió haberse disculpado.

"Si él cree que las vidas de blancos importan, lo que espero que así sea, entonces no debió disculparse", dijo Bush.