Amnistía pide a Perú registro único de mujeres esterilizadas

Amnistía Internacional pidió el jueves al gobierno de Perú implementar un registro único de más de dos mil peruanas esterilizadas contra su voluntad y con engaños bajo la premisa de reducir la pobreza durante los últimos años del gobierno del presidente Alberto Fujimori.

"Consideramos un hecho terrible que luego de 18 años de registrarse los primeros casos de esterilizaciones forzadas aún no se tenga un registro exacto a nivel nacional del número de personas...que fueron sometidas a esta violación a sus derechos humanos", dijo en un comunicado Marina Navarro, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Perú, en relación al periodo del ex presidente Fujimori (1990-2000).

La AP consultó al ministerio de Salud sin obtener una respuesta de inmediato a lo planteado por Amnistía Internacional.

Expertos del Programa para Latinoamérica y el Caribe del Centro por los Derechos Reproductivos afirman que casos similares a las esterilizaciones peruanas solo ocurrieron en la India en la década de 1970.

Amnistía Internacional recordó que en 2012 el presidente Ollanta Humala calificó a las esterilizaciones forzadas como "las formas más salvajes de violentar a una mujer" por lo que solicitó al mandatario, cuyo mandato culmina en julio de 2016, "dar una pronta atención al reclamo de las víctimas de este hecho".

La organización comentó que existen "amplios indicios de que el personal médico que aplicó este programa de planificación familiar recibía presiones de las autoridades gubernamentales para alcanzar cuotas de esterilización y que, en la mayoría de los casos, las mujeres no dieron su consentimiento libre e informado".

En mayo la fiscalía reabrió la investigación referida a las denuncias de 2.074 mujeres, la mayoría pobre e indígena, quienes afirmaron haber sido esterilizadas desde 1996. No obstante, según datos otorgados por el propio gobierno, el programa estatal habría realizado esterilizaciones forzadas de unas 300.000 peruanas.