Un edificio residencial de cinco pisos se derrumbó el viernes en Mumbai, la capital financiera india, causando al menos tres muertes mientras los socorristas luchan por sacar a decenas de personas que se teme están atrapadas entre los escombros.

Por lo menos 25 personas habían sido rescatadas para la tarde. Cientos de curiosos aplaudieron y corearon "bebé, bebé" cuando las cuadrillas de socorristas sacaron con vida a una pequeña niña 11 horas después del colapso.

Fue el tercer derrumbe mortífero en seis meses en Mumbai. En toda la India, los derrumbes han vuelto relativamente comunes. La enorme demanda de vivienda en las ciudades de rápido crecimiento del país, junto con la corrupción generalizada, a menudo hace que los constructores bajen sus costos utilizando materiales de calidad inferior o aumenten el número de pisos sin permiso.

Familiares de los desaparecidos se consolaban mutuamente mientras maquinaria pesada levantaba los bloques de concreto más grandes. Decenas de rescatistas usaban barras de hierro para remover los escombros de lo que fue un edificio de cinco pisos.

"Se cree que unas 80 o 90 personas se quedaron atrapadas en el edificio", dijo Alok Awasthi, comandante local de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres, quien habló por teléfono de camino al edificio.

El edificio habitacional se derrumbó justo después de las 6:00 de la mañana cerca de la carretera Astillero, en el sureste de la ciudad.

Awasthi dijo que el edificio era propiedad del gobierno municipal y la mayoría de quienes ocupaba los 22 departamentos eran empleados públicos.

Es el más reciente de varios edificios que se han colapsado este año en Mumbai. Al menos 72 personas murieron en abril, cuando un edificio construido ilegalmente se desplomó, y unas semanas más tarde una sección de un hospital se derrumbó, hiriendo al menos a ocho.

En junio, al menos 10 personas, entre ellas cinco niños, murieron cuando una construcción de tres pisos se derrumbó.