Gobierno argentino resta importancia a subida dólar informal

El gobierno argentino restó importancia a la fuerte subida del dólar informal y afirmó el miércoles que el mercado en el cual cotiza es pequeño, ilegal y especulativo.

El jefe de gabinete, Aníbal Fernández, dijo a periodistas que "los que están jugando con este tipo de acción pretenden provocar pánico" y una "devaluación que no va a suceder".

"Es un mercado muy chiquitito e ilegal, seguramente hay posibilidades de acciones que puede llevar adelante el Banco Central y que quienes puedan estar incentivando esto se puedan allanar y frenar ese tipo de tarea", dijo el funcionario.

El dólar en el mercado informal cotizó el jueves a 15,09 pesos, un record en lo que va de año, lo cual representa una subida de 3,7% respecto a su valor de la víspera y así estiró la brecha que lo separa del oficial, que cotizó a 9,18 pesos.

La subida se produjo a poco más de dos semanas de las elecciones primarias del 9 de agosto, donde se definirán los candidatos para las presidenciales del 25 de octubre, en las que la mandataria Cristina Fernández, del peronismo centroizquierdista, no participará porque la constitución se lo prohíbe. Esas primarias funcionan como una suerte de medición de la fuerza electoral previo a las generales.

Mauricio Macri, el principal dirigente opositor, adjudicó el incremento que pueda tener el dólar ilegal este año al temor de los mercados a que gane el oficialismo. "En la medida en que nosotros vamos bien, las cosas van a estar más tranquilas. Pero en la medida en que ellos vayan ganando (el peronismo oficialista) nadie les confía", dijo a la radio La Red.

Macri aspira a obtener la candidatura presidencial por la conservadora Propuesta Republicana en el frente opositor Cambiemos. De convertirse en aspirante a la primera magistratura, tendrá como principal rival al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien ya ha sido ungido por la mandataria como el aspirante a sucederla el 10 de diciembre.

Macri, quien dejará su cargo de alcalde de Buenos Aires en diciembre, reiteró que si es elegido presidente eliminará las restricciones que aún están vigentes en el mercado legal para la compra divisas.

En tanto Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central, dijo a la prensa que en el alza del dólar influyó la emisión de "mucho dinero por el fuerte déficit fiscal del Estado".

Además "julio siempre es un mes de mayor demanda...hay un sector que viaja y...estamos a días de una elección crucial y siempre se producen este tipo de presiones, siempre hay gente que aprovecha estas situaciones de desequilibrio para hacer su diferencia". El economista señaló que el gobierno tomará medidas para frenar a la divisa.

El dólar informal retrocedía el miércoles y cotizaba a 14,97 pesos. El legal lo hacía a 9,16 pesos.

En el circuito oficial, la venta de dólares está controlada por el gobierno. En un país atravesado por los vaivenes de la economía, la divisa es el refugio elegido tanto por los grandes inversores como los pequeños ahorristas.

No es la primera vez que se produce una escalada del dólar informal. En septiembre de 2014 su cotización alcanzó el precio récord para ese año de 15,95 pesos por unidad, lo que el gobierno calificó como una maniobra para forzar otra devaluación de la moneda local.