Tres pandilleros mueren al atacar a policías en El Salvador

Tres presuntos pandilleros murieron al enfrentarse a tiros con una patrulla policial que acudió a rescatar a un hombre secuestrado en una populosa comunidad del municipio de Soyapango, en la periferia este de San Salvador.

El hecho ocurrió el martes cuando una llamada al Sistema de Emergencia 911 les alertó que integrantes de la pandilla Barrio 18 secuestraron a un hombre que fue llevado a la comunidad Las Victorias, del municipio de Soyapango, dijo a los periodistas el comisionado de la policía, Mauricio Arriaza Chicas.

Al llegar los agentes fueron atacados a tiros, pero rescataron a la víctima, que solo presentaba golpes.

En el intercambio de disparos uno de los pandilleros murió y el resto se dio a la fuga, dijo el comisionado. Arriaza Chicas agregó que los policías persiguieron a los delincuentes y se originó otra balacera en la que murieron dos pandilleros, que no fueron identificados.

Luego del ataque, unidades combinadas de la policía y del ejército con el apoyo de helicópteros realizaron un amplio operativo en la zona en busca de los secuestradores. Las autoridades incautaron un revolver y dos pistolas nueve milímetros, al tiempo que capturaron a seis pandilleros que serán investigados por su posible participación en el secuestro y el ataque a los policías.

En otro hecho de violencia, el ministerio de la Defensa Nacional confirmó que presuntos pandilleros asesinaron al cabo del ejército Elmer Edgardo de la Cruz Galicia.

Según la información oficial, el militar que se encontraba de licencia y visitaba a su familia en el municipio de Tacuba, perteneciente a su vez al municipio de Ahuachapán, a 115 kilómetros al oeste de la capital, "presentaba tres impactos de bala, ocasionados presuntamente por pandilleros que operan en la zona".

Con el asesinato de De la Cruz Galicia suman ya 14 militares que han sido víctimas de ataques armados de las pandillas en lo que va del año.

En tanto, la Fiscalía General informó el miércoles que tres integrantes de la pandilla Barrio 18 fueron condenados a 50 años de prisión cada uno de ellos por el asesinato de un policía en el municipio de Suchitoto, en el norte del país.

Los delincuentes emboscaron en julio de 2014 al agente Luis Adilio Rivera, que se encontraba de licencia, acribillándolo cuando pasaba en una motocicleta.

En los últimos meses las pandillas han arreciando sus ataques contra las autoridades. En lo que va del año han asesinado a 34 policías, a un mecánico de esa fuerza, a 14 militares, a seis guardias de centros penales y a un fiscal.

Según las autoridades, los pandilleros, con presencia en barrios y colonias populares, están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen en el país. Más de un 60% de las víctimas son miembros de estas estructuras delictivas.

En el mes de junio se cometieron 677 homicidios, lo que superó los registros históricos en El Salvador, mientras que en mayo se reportaron 641, un aumento significativo en comparación con los primeros meses del año.

El 2014 finalizó con 3.942 asesinatos, un aumento de 1.429 muertes violentas en comparación con 2013.