Gestiones contra anuncios sexuales estancadas

Altos funcionarios de la justicia en Estados Unidos están presionando al Congreso para recibir mayor autoridad para enjuiciar a empresas en la internet que colocan anuncios para traficantes sexuales de niños. Pero se están encontrando con la oposición de una fuente inesperada: legisladores estatales conservadores que temen una batida gubernamental contra negocios en la red.

El conflicto resalta las dificultades para controlar un mercado cibernético que ha evolucionado rápidamente bajo políticas gubernamentales que apenas interfieren.

Una coalición de legisladores conservadores y hombres de negocios prepararon una resolución modelo que pudiera ser considerada el año próximo en legislaturas estatales de costa a costa. El documento, obtenido por The Associated Press, llama al Congreso a negar a los fiscales estatales los poderes que solicitan sobre los anuncios, advirtiendo que ello desalentaría inversiones en nuevos servicios en la internet.

Para legisladores temerosos de ser caracterizados como favorables a los delincuentes sexuales, se trata claramente de un riesgo político.

"Obviamente, queremos frenar absolutamente cualquier cosa que tenga que ver con depredadores sexuales y tráfico", dijo el representante estatal de Dakota del Norte Blair Thoreson, un republicano que encabeza una fuerza especial de varios estados que se opone al pedido de los secretarios de justicia. "Pero en este caso, a pienso que quizás podemos encontrar otras formas de hacerlo".

Algunos secretarios de Justicia dicen que las preocupaciones son infundadas.

"No estamos planeando restringir la libertad de expresión. Estamos tratando de proteger a niños que están siendo vendidos sexualmente", dijo el secretario de Justicia de Georgia, el republicano Sam Olens.

Especialmente preocupantes para los secretarios de Justicia son los anuncios clasificados en la internet, tales como los que publica Backpage.com, que anuncia servicios "adultos" de desnudistas y acompañantes con veladas referencias a la prostitución. Los investigadores dicen que proxenetas que ofrecen niños están usando esos portales, lo que facilita a los pederastas encontrar víctimas.

Bajo presiones de los secretarios de Justicia, Craigslist cerró en el 2010 su sección de servicios "para adultos".

Fiscales han presentado cargos contra proxenetas, prostitutas y clientes que han colocado anuncios en Backpage. Pero se han visto impedidos de penalizar al portal en sí a causa de una ley de 1996 que básicamente protege a los operadores de sitios en la internet de responsabilidad por el contenido colocado por usuarios.

Frustrados por esos obstáculos, secretarios de Justicia de 47 estados enviaron una carta este año a los líderes de los paneles de comercio del Congreso llamándoles a hacer un cambio de dos palabras a la ley federal para permitir enjuiciamientos de los operadores.

El Congreso no ha hecho nada hasta ahora.

___

David A. Lieb en: http://www.twitter.com/DavidALieb