Microsoft contabiliza cargo por 8.400 millones de dólares

Microsoft contabilizó un cargo por 8.400 millones de dólares en el cuarto trimestre fiscal, al amortizar la compra del negocio telefónico de Nokia que adquirió poco más de un año antes. La compañía superó por poco las desinfladas expectativas de los analistas para un trimestre que registró además una disminución abrupta en las ventas de computadoras personales mientras prepara el lanzamiento de la versión más reciente de su sistema operativo, Windows 10.

La empresa de software con sede en Redmond, Washington, tuvo una pérdida neta de 3.200 millones de dólares, o 40 centavos por acción, en comparación con una utilidad de 4.610 millones de dólares, o 55 centavos por acción hace un año.

En un ajuste excluyendo los cargos, la empresa registró una ganancia trimestral de 62 centavos por acción, superando el cálculo promedio de 15 analistas encuestados por Zacks Investment Research de 31 centavos por acción.

La amortización era esperada después de que el director general de la compañía Satya Nadella anunció hace dos semanas un recorte de 7.800 empleos. La empresa continuará fabricando teléfonos a una escala menor, reduciendo su oferta de aparatos de menor costo.

Nadella dijo a analistas en una conferencia telefónica que le gustaría que los teléfonos Windows sean más dirigidos a negocios, tal como su tableta Surface, la cual ha registrado un incremento de ventas.

"Tenemos una fórmula ahí que me gustaría aplicar más ampliamente", señaló Nadella.

El difícil trimestre llegó previo al lanzamiento de Windows 10 el 29 de julio, una actualización gratuita para usuarios de Windows 7 u 8 durante el próximo año. La compañía espera que una mejor integración de su tienda al modernizado menú de inicio y el fortalecimiento de las búsquedas en internet a través de Bing compensarán la caída temporal en el ingreso por Windows.

Microsoft planea que Windows 10 sea su última versión de Windows antes de hacer la transición del negocio hacia un modelo de pago por servicios prestados, aunque no está claro cómo funcionará eso.