Muere Theodore Bikel, el 1er capitán von Trapp de Broadway

Theodore Bikel, el aclamado actor y cantante cuyas pasiones incluyeron la música folk y la política, murió el martes de causas naturales en el Centro Médico de la UCLA en Los Ángeles, dijo su agente Robert Malcolm. Tenía 91 años.

Bikel, nacido en Austria, se destacó por la diversidad de papeles que interpretó, desde un policía escocés hasta un capitán de submarino ruso, un refugiado judío, un capitán marino holandés y el ex secretario de Estado Henry Kissinger. Cantó en 21 idiomas.

"Nadie amó más el teatro ni a su gremio ni quiso más a los actores que Theo. Dejó una marca indeleble en generaciones del pasado y del futuro", dijo en un comunicado la Actors' Equity Association, que Bikel presidió de 1973 a 1982.

También apareció en numerosos programas de televisión, grabó audiolibros, trabajó en producciones de ópera y publicó más de 20 discos de música folk y contemporánea.

Recibió una nominación al Oscar por su interpretación de un sheriff sureño en "The Defiant Ones" ("Fuga en cadenas") de 1958, el aclamado drama sobre dos reos fugitivos, uno negro y uno blanco.

Al año siguiente, Bikel dio vida en Broadway al capitán Georg von Trapp en la producción original de "The Sound of Music" ("La novicia rebelde").

Pero muchos lo recuerdan más por su representación de Tevye en producciones teatrales de "El violinista sobre el tejado". Aunque no apareció en la puesta original de Broadway de 1964 ni en la película de 1971, encarnó a Tevye más de 2.000 veces en las tablas a partir de 1967. Su última película fue un documental sobre la obra yidish del dramaturgo Sholem Aleichem, el autor de "El violinista".

Entre sus papeles en el cine, hizo del capitán cascarrabias de un submarino soviético en la comedia nominada al Oscar de 1966 "¡Ahí vienen los rusos, ahí vienen los rusos!". Interpretó a Kissinger en la película para TV "The Final Days" ("Watergate: el escándalo").

Como un prolífico astro de la música, ayudó a fundar en 1959 el Festival de Folk de Newport, un evento que ha atraído a cientos de miles de admiradores a Rhode Island a lo largo de décadas y que lanzó las carreras de muchos músicos notables. Grabó 37 discos y cantó con Pete Seeger y The Weavers.

Bikel tenía 80 años cuando develó su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 2005. Amigos que incluyeron a Martin Landau y Ed Asner lo acompañaron.

"¡Finalmente, Theo recibe lo que se merece!", dijo Asner.

Pasó gran parte de su juventud en Palestina y apoyó con fervor las causas judías, así como al Partido Demócrata y a grupos de derechos humanos. Fue uno de seis líderes del Congreso Judío Estadounidense arrestados mientras protestaban en 1986 afuera de la embajada soviética en Washington por las restricciones de ese gobierno para permitir que los judíos salieran del país.

Bikel no consideraba que su activismo chocara con su trabajo como artista. De hecho, una vez dijo que le encantaba la variedad en su vida.

"Profesionalmente, puedo contra tres o cuatro existencias separadas", dijo.

Nacido en 1924 en Viena, Bikel se mudó con su familia a Palestina cuando era un adolescente. Mientras vivía en un kibutz allí, descubrió su amor por el teatro.

"Solía pararme en pilas de estiércol, inclinarme en una horquilla y cantar canciones hebreas a todo pulmón, canciones que alababan la belleza de las manos encallecidas y la nobleza del trabajo, que yo no estaba haciendo muy bien", escribió en su autobiografía de 1994.

Bikel comenzó a actuar en el Teatro Habimah de Tel Aviv en 1943, y se tres años después se mudó a Londres para estudiar en la Academia Real de Artes Dramáticas.

En pocos años se ganó un papel en la producción londinense de "Un tranvía llamado deseo" con Vivien Leigh, interpretando a Mitch, el amigo de Stanley Kowalski. Fue la primera de varias colaboraciones prominentes entre Bikel y artistas de renombre a ambos lados del Atlántico.

En Broadway debutó en 1955 en "Tonight in Samarkind" y en 1958 fue nominado a un Tony por "The Rope Dancers". En 1959 creó el papel del capitán von Trapp de "La novicia rebelde", con Mary Martin como María. Por este papel obtuvo su segunda nominación al Tony.

Bikel deja a su esposa, Aimee Ginsburg; sus hijos Rob y Danny Bikel, sus hijastros Zeev y Noam Ginsburg y tres nietos.